Diario Vasco

Kim Cattrall: «'Sexo en Nueva York' me costó el divorcio»

Kim Cattrall: «'Sexo en Nueva York' me costó el divorcio»
  • La recordada Samantha Jones, de la exitosa serie protagonizada por Sarah Jessica Parker, acaba de revelar que pasaba demasiado tiempo con el equipo de rodaje y que dejaba a su marido solo, lo que provocó la separación

Alocada, desinhibida, sociable, simpática y promiscua. Así era Samantha Jones, el personaje que catapultó a la fama a Kim Catrall en 'Sexo en Nueva York'. Sin embargo, esa popularidad que hizo crecer su cuenta corriente arruinó su vida personal, pues, tal y como ella misma ha confesado recientemente, el tremendo éxito de la serie fue el causante de su divorcio de su tercer marido, Mark Levinson, con el que llevaba seis años. La actriz se casó con Levinson en 1998 y poco después ella obtuvo el papel que le dio la fama internacional.

«El horario de rodaje me impedía que estuviese en casa a horas previstas. De hecho, nunca estaba; mi marido se encontraba solo, estaba siempre enojado, se hizo competitivo y la situación entre nosotros se hizo muy difícil», cuenta la actriz, ante los medios australianos, sobre el que fue su tercer esposo. Además asegura que el carácter de Samantha poco tiene que ver con su personalidad real porque ella es mucho más tranquila y discreta. «Disfruté mucho. Fue divertidísimo pero mirándolo en retrospectiva, creo que la reacción que provocó fue signo de que los tiempos cambiaron», agregó la intérprete, que en la actualidad tiene 60 años.

Sí que es verdad que tuvo problemas con los hombres que aparecieron despúes de poner fin a su matrimonio. Sus citas no sabían separar entre el personaje de la pequeña pantalla y ella.

En la serie de HBO, la intérprete inglesa da vida a una atrevida mujer con mucho carácter. Junto a ella, Sara Jessica Parker, Kristin Davis y Cynthia Nixon. Tras este papel ha protagonizado la obra 'Linda' y 'Old Vic', de Kevin Spacey.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate