Diario Vasco

La paella sacrílega de Jamie Oliver

Jamie Oliver factura 140 millones de euros al año.
Jamie Oliver factura 140 millones de euros al año.
  • El chef británico pone chorizo en su versión del plato valenciano... y casi desata un conflicto diplomático

El chef británico Jamie Oliver está acostumbrado a dar el espectáculo y la que ha liado con su receta de paella es un gaje del oficio y va en su sueldo. No en vano, se hizo famoso con su primer programa en la BBC siendo veinteañero y hoy, a los 41, tiene un emporio que factura 130 millones de euros al año. El martes eligió como plato del día su propia versión de la paella, a la que incorporó pimientos, guisantes, zanahorias, pollo... y chorizo. Su propuesta estuvo a punto de originar un conflicto diplomático, aunque en Twitter se mezclaban los comentarios en defensa de la evolución culinaria, las críticas indignadas a semejante sacrilegio por parte de los defensores del canon paellil y bastantes propuestas surrealistas. El periodista español Antonio Villarreal le replicó: «Mi versión de 'fish and chips' lleva berenjenas y pato».

No es la primera vez que la innovación de un plato extranjero se le indigesta. Especialista en mezclar tradiciones gastronómicas -por ejemplo, italiana y oriental-, hace un par de años otro arroz casi le cuesta un disgusto. Entonces propuso añadir cilantro, perejil y limón al 'jollof', una receta típica de África occidental con numerosas variaciones regionales... ninguna de las cuales incluye esos condimentos. Muchos africanos calificaron su osadía creativa de «racista» y «neocolonial».

Oliver asegura que la idea se la dio una abuela española. Parece que su inclusión de chorizo en la fórmula originaria de Valencia tiene que ver con la moda inglesa de añadir este embutido a todo tipo de recetas... pegue o no. El chef, implicado en una campaña contra la obesidad infantil, ha puesto el grito en el cielo en más de una ocasión por la cantidad de grasas animales que lleva la cocina española, pero es, curiosamente, un gran defensor de este humilde fiambre. «Haz arroz con lo que sea, pero no le llames paella», le ruega en su web otra española ofendida.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate