Diario Vasco

Álvaro, expulsado de 'Gran Hermano 17' por sus comentarios

Álvaro, expulsado de 'Gran Hermano 17' por sus comentarios
  • "Lo siento mucho, de verdad que no quería ofender a nadie", mantuvo el concursante sevillano tras conocer su salida

El sevillano Álvaro fue finalmente expulsado de forma disciplinaria la noche del jueves de 'Gran Hermano 17', como habían pedido desde hace días más de 150.000 firmas en internet por varios comentarios que realizó ante sus compañeros de concurso.

Álvaro escuchó la decisión de boca de 'El Súper' en el confesionario. "Durante el casting os decimos que sois ejemplo para mucha gente, con vuestros comentarios y vuestras actitudes. Es por esto que la organización ha decidido expulsarte de 'Gran Hermano'", le espetó.

"Lo siento mucho, de verdad que no quería ofender a nadie", mantuvo una y otra vez Álvaro, incrédulo con su destino. Ya en el plató de la gala, Jorge Javier le hizo ver que, pese a que desde el programa se busca la diversidad en sus participantes, "su comportamiento no casa con la filosofía del reality".

La madre de Álvaro intentó en la gala defender la postura y las bromas que su hijo había hecho, Señaló que para ellos son simplemente eso, bromas

Los hasta ahora compañeros de Álvaro en la peculiar casa de Guadalix reaccionaron con incredulidad y sorpresa ante la expulsión repentina de Álvaro.

Entre los comentarios que han marcado la polémica hacia Álvaro se encuentra una conversación con Pol. «¿Has abandonado alguna vez a una hembra?», dijo el andaluz. La pregunta sorprendió a su interlocutor, que le demandó una aclaración: «No, ¿abandonado cómo?» «Que hayas quedado con ella, hayas hecho el amor en un descampado y luego la hayas dejado tirada allí», le respondió el sevillano.

Otra perla fue «¿A ti te preocupa el puto perro? ¿Tú llorarías por un galgo si yo atropello a uno? ¡Qué le den por culo al animal! ¡Qué se muera!». “Si un perro no quiere salir, le pones la correa y le acabas partiendo el cuello de la fuerza”, fue otro de sus desafortunados comentarios. También llegó a pasear se por la casa con un pájaro muerto –“un pájaro de mierda”, en sus propios términos- haciendo chistes ante sus compañeros, que reaccionaron con malestar.