LOS RETOS. LA CULTURA

Tabakalera, la gran protagonista

TERESA FLAÑO. SAN SEBASTIÁN.
La Cultura es una de las afectadas por la crisis. Sin nuevos proyectos sobre la mesa, las instituciones solo invertirán en los que ya están en marcha
/especiales/elecciones/2011/archivos/201105/tabakalera-670xXx80.jpg

La legislatura comenzará como terminó la anterior en cuanto a la Cultura se refiere porque es una de las áreas más susceptibles de sufrir recortes en las inversiones mientras la crisis no tenga visos de finalizar. Por ejemplo, Diputación redujo los presupuestos de 2011 un 5% respecto a 2010. En concreto las cifras bajaron de 30,7 a 29,04 millones de euros. La situación económica presagia que en los cuatro próximos años no aparecerán nuevos proyectos sobre las mesas de los despachos y se mantendrán las inversiones en los que se encuentran en marcha, que son bastante pocos. Tabakalera es, hoy por hoy, la única equipación que en estos momentos está en proceso de construcción, aunque en este caso es más de derribo de los elementos del antiguo edificio que no se van a utilizar en el proyecto.

Los elegidos en estas elecciones podrían ser los encargados de inaugurar el edificio de Duque de Mandas, ya que se estima que la obra estará concluida en 2015, siempre que se cumplan unos plazos que comenzarían a correr en septiembre con el inicio de la obra. Son 70 millones lo presupuestado para este proyecto, denominado 'Tres en raya', de los que 53 se destinarán a la rehabilitación de la antigua fábrica de tabacos para que se convierta en un centro donde prime el campo audiovisual, aunque también estarán los servicios de la Biblioteca Central, los fondos generalistas del Koldo Mitxelena y el Instituto Etxepare, entre otros.

Con el Plan de Ordenación de los Museos ya en marcha, la mirada se centra en el funcionamiento de algunos de ellos. El primer evento importante será la inauguración en junio del Museo Balenciaga en Getaria. Después de diez años, el tortuoso recorrido de esta infraestructura ha llegado a su fin, al margen de su vertiente judicial que todavía no se ha resuelto. Pero quedan bastantes incógnitas porque se desconoce cómo será su gestión. En este sentido, las instituciones implicadas se han cerrado herméticamente para impedir que cualquier dato sobre el futuro funcionamiento del museo dedicado al modisto traspase las paredes del conflictivo edificio. La proyección que tendrá este centro dependerá del presupuesto con el que cuente. Los responsables institucionales que forman parte de la Fundación Balenciaga -Ministerio de Cultura, Gobierno Vasco y Diputación Foral-, ya han anunciado que la financiación pública no superará ni en un céntimo los 1,5 millones de euros anuales.

Y si un museo abre, otro, Chillida-Leku, parece que tiene todas las papeletas para permanecer cerrado, tras la clausura en principio temporal del pasado 31 de diciembre. Cuando el 18 de marzo llegó a los despachos un fax en el que la familia del escultor daba por rotas las negociaciones, las instituciones -de nuevo Gobierno Vasco y Diputación- quedaron descolocadas porque consideraban que las negociaciones para la reapertura iban por buen camino, después de que ofrecieran 80 millones por la adquisición del museo con toda la obra que contiene. La brecha entre las dos partes creció la semana pasada con intercambios de cartas. Mientras la familia sostiene que se está cuestionando el carácter monográfico del museo, las instituciones lo niegan. Cierto es que detrás del nombre de Chillida no solo están las piezas que se encuentran en el caserío Zabalaga de Hernani, hay otras cuestiones como derechos de autor o reproducción de obras. Parece que durante la etapa que comienza a partir del próximo domingo el tema permanecerá como mínimo en 'stand by' o como señalaban los hijos del artista en la carta del pasado miércoles «buscarán caminos no transitados» sin concretar que querían decir exactamente.

El 28 de junio se conocerá si San Sebastián será capital europea de la cultura. El reto a partir de ese momento será poner en marcha un equipo que desarrolle un programa basado en líneas como la educación para la paz y la sostenibilidad. El primer paso, siempre en caso de superar al resto de candidatas, será crear un consorcio que aglutine a instituciones, organizaciones sin ánimo de lucro y empresas privadas para buscar la financiación. Estará por ver si es verdad ese cálculo que dice que por cada euro invertido, revierten diez en la ciudad que sea capital de la cultura. En ámbitos culturales de San Sebastián hay cierto temor a que las inversiones para la producción se destinen exclusivamente a la capitalidad.

Gordailua, el espacio donde se albergará el patrimonio mueble guipuzcoano -no sólo de su impulsora, la Diputación Foral, sino también de San Telmo o Kutxa, entre otros-, también empezará a ser una realidad. Con un presupuesto algo superior a los 7 millones de euros, comenzará a funcionar a principios del próximo año. El siguiente paso será la perfecta catalogación de las 55.000 piezas que se depositarán en este macro almacén.

Quedan pendientes temas como qué destino se dará al convento Santa Teresa, cuya rehabilitación costó 9,8 millones, o qué pasará con Praileaitz, donde las posturas entre Diputación y Gobierno Vasco están bastante alejadas.

Opina

* campos obligatorios


Listado de Comentarios
Documento sin título
Vocento
rss
Elecciones 2007