Diario Vasco

«El experimento del PNV con Bildu nos ha salido muy caro a los donostiarras»

Miren Albistur pasea por el muelle de San Sebastián.
Miren Albistur pasea por el muelle de San Sebastián. / PEDRO MARTÍNEZ
  • La candidata del PP da el salto a la política desde su puesto de asesora en el Ayuntamiento y propone un gran pacto de ciudad para "blindar" los proyectos estratégicos

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Es la menos política de entre los candidatos de los cuatro partidos con representación en el Ayuntamiento. La amaratarra Miren Albistur se moja por su ciudad y propugna nuevas formas de hacer y de pensar que ayuden a reconciliar a la sociedad con la administración local.

¿La hemos visto desnuda, saliendo del agua con traje de neopreno... ¿Quién es realmente Miren Albistur?

Soy una ciudadana más que después de ocho años dedicándome a ser asesora del PP en el Ayuntamiento creo que hay que empezar a hacer política de otra manera. Se me ha ofrecido la oportunidad y como quiero que San Sebastián esté en el lugar que se merece, he decidido dar este paso. Asumo la responsabilidad de la mejor manera posible, con mucha humildad, porque en los tiempos que corren hay que saber estar a la altura de las circunstancias.

¿Por qué necesita Donostia un cambio?

Porque estos cuatro años han sido una pérdida de tiempo y de oportunidades. No nos podemos permitir el lujo de estar todo el día discutiendo sobre asuntos y ver que pasan los años y no se hace nada. Para posicionarnos, avanzar y mejorar, tenemos que actuar de otra manera y creo que estoy capacitada para actuar por encima de las siglas. Debemos ser capaces de llegar a acuerdos en asuntos que son básicos para San Sebastián y para los donostiarras.

¿Le da ventaja sobre el resto de candidatos conocer en profundidad cómo funciona el Ayuntamiento?

Todos los temas que se han tratado en las dos últimas legislaturas han pasado por mi mesa y han sido analizados. Conozco muy bien la ciudad y sus entresijos. Y eso es importante porque muchas veces se escuchan palabras grandilocuentes que sólo sirven para confundir a la gente. Es el estilo de la vieja política. La administración funciona muy lenta con respecto a la velocidad a la que van el mundo, la ciudad y las necesidades de los donostiarras. San Sebastián tiene un presupuesto potente, pero hay que saberlo gestionar bien. No vale decir no tenemos dinero. Sí tenemos, pero depende de dónde apliques los recursos.

¿Cómo estaba la ciudad en 2011 y cómo está ahora?

Después de tener el mismo alcalde durante veinte años, la ciudad dijo en 2011 que estaba cansada de un modelo. Los donostiarras pedían un cambio y democráticamente es bueno que se sucedan los ciclos, pero como ya sabíamos la llegada de Bildu no ha sido positiva. Nosotros no queríamos un cambio por el cambio, sino un cambio a mejor. Y ahí ha habido un partido político que ha sido responsable de haber querido mantener el gobierno de Bildu para sus cálculos electoralistas y al final ese experimento partidista a los donostiarras nos ha salido muy caro. Hemos perdido cuatro años y no podemos esperar más.

¿Se ha pensado más en las siglas que en la ciudad?

Sin duda. El gobierno de Bildu ha hecho lo que son ellos, su manera de gestión, que para nada comparto porque no es la adecuada para San Sebastián. El PNV ha hecho un cálculo electoralista de desgaste, como si fuera el juez de la partida, a ver qué ofrecen estos en el gobierno. Eso para su partido estará muy bien, pero para los donostiarras no es nada bueno. Como donostiarra, me niego a que eso sea así. Hay que poner la ciudad por encima de los intereses partidistas de cada uno y de la codicia que pueda tener un partido en un momento determinado. La política es un servicio público para el ciudadano y eso es a lo que nos debemos. Somos empleados de los ciudadanos, no de un partido determinado.

¿Cree que al PNV le va a pesar en las urnas no haberse unido con PSE y PP para desbancar a Izagirre?

Yo espero que le pese porque no es justo. Después de todos los rifirrafes que hemos tenido con un montón de asuntos y de ver qué tipo de gestión se ha hecho en estos cuatro años...

¿Cuál sería su primera decisión como alcaldesa?

Hay que cambiar la manera de hacer las cosas y eso pasa por cooperar. Lo que haría sería reunir a todos los portavoces de los grupos con representación tras las elecciones para decidir cuáles son los diez proyectos fundamentales para Donostia. Y sobre ellos tendríamos que ser capaces de alcanzar un gran pacto de ciudad blindado, que estos proyectos no sean motivo de más discusiones y nos esforcemos por abordarlos e impulsarlos por encima de nuestras siglas, todos en la misma dirección. Es lo que no se ha hecho con el 2016, por ejemplo. El 24-M supone una nueva oportunidad para cambiar las cosas y creo que el PP tiene una propuesta interesante para conseguirlo. Debemos dejarnos de tonterías y dedicarnos a la ciudad.

¿Teme que le perjudique la sensación de batalla interna que se transmitió con su nombramiento como candidata del PP?

A esos procesos les damos importancia los que estamos cerca. A la gente sólo le importa lo que un político puede ofrecerle.

¿Se han cerrado las heridas?

Por mi forma de ser, a mí me gusta sumar. No me gusta el enfrentamiento y soy una persona conciliadora. Esto es un proyecto del PP y ahora cambia de persona por una lectura de lo que está pasando en la política y en la sociedad en general.

Albistur llega con aires de renovación, pero en la plancha le secundan los veteranos del grupo...

José Luis Arrúe y María José Usandizaga son las dos personas con las que más he trabajado estos últimos ocho años. Eso también te da experiencia y, sobre todo, te da seguridad. Debe haber un equilibrio entre, en mi caso, una ciudadana que desarrolla sus labores de asesora en un grupo municipal y dos políticos de larga carrera. He aprendido mucho de ellos dos y espero estar a la altura.

Con seis concejales y a la baja en las encuestas, ¿qué objetivos electorales se marca el PP?

Nuestro objetivo es hacerlo como lo estamos haciendo. Ahora estamos en campaña, pero tras el 24.M seguiremos estando cerca de los ciudadanos, haciendo una política de calle, de barrio, hablando con colectivos diversos y abordando problemas variados. Hoy por hoy, es la manera de hacer política que demanda la sociedad.

¿Puede adelantar algo de su programa?

De momento nos hemos propuesto como prioridad solucionar esos problemas de los barrios que se han alargado mucho en el tiempo. Todos conocemos la cara bonita de San Sebastián, pero hay una parte de la ciudad que no lo está pasando bien y a la que no se ha dedicado ni la atención política ni los recursos necesarios para que pueda disfrutar de la calidad de vida que les corresponde.

Suele decir que su día a día es una pelea contra siete hombres...

En lo político me toca debatir con tres hombres, uno de ellos el alcalde. En casa, tengo marido y tres niños. Pero los retos y las responsabilidades son diferentes en cada escenario.

¿A quién apoyaría como alcalde?

Nosotros somos la opción y no barajamos esa posibilidad. Después de ver los resultados ya pensaremos cuáles son los siguientes pasos a dar.

¿La crisis del bipartidismo animará la participación?

Se percibe mucho interés por la política como espectáculo, pero luego el 24-M hay que ir a votar. Y eso ya es otra cosa. La democracia es un reflejo de la sociedad y debemos aceptar lo que salga de las urnas.