Diario Vasco

Arantza Aranzabal: «La corrupción moral de Bildu es incluso peor que la política»

Arantza Aranzabal, con el programa de UPyD en la plaza de Lasala.
Arantza Aranzabal, con el programa de UPyD en la plaza de Lasala. / USOZ
  • Arantza Aranzabal, UPyD, UPyD apuesta por un gobierno municipal «para todos» que aproveche 2016 para proyectar en Europa una imagen de ciudad «abierta y liberal»

La crisis de la clase política les ha golpeado de lleno pese a que fueron pioneros en la lucha contra el bipartidismo. Hace cuatro años obtuvieron 1.284 votos.

-¿Cuál es su propuesta?

-Queremos una ciudad abierta y liberal donde todos podamos vivir sin imposiciones históricas, lingüísticas o ideológicas... Donostia necesita un cambio porque Bildu ha gobernado solo para los suyos. Debemos salir al mundo y mostrarnos como la ciudad hospitalaria que somos.

-¿Cómo estaba la ciudad en 2011 y cómo está hoy?

-Hemos perdido presencia en ámbitos internacionales. La Capitalidad Cultural se podía haber aprovechado para proyectar la ciudad hacia Europa y traer Europa a la ciudad, pero Bildu se ha centrado en un ideario político que no refleja la pluralidad donostiarra. Su política ha sido de imposición, sin aceptar la decisión de la mayoría.

-En su programa hablan de regeneración democrática. ¿Qué se puede hacer para recuperar la confianza del ciudadano?

-Gobernar con honestidad y austeridad. Ser transparente en las contrataciones y rechazar los privilegios que como representantes públicos tenemos. Los políticos debemos ser los primeros en apretarnos el cinturón.

-¿Son estas elecciones un ser o no ser para UPyD?

-Nosotros nacimos para cambiar las cosas y todavía somos muy necesarios. Queda mucho por destapar y por hacer.

-¿Consideran que el tiempo no les ha tratado con justicia?

-Siempre hemos defendido todo lo que ahora prometen las nuevas formaciones. Fuimos los primeros en romper con el bipartidismo. Quizás nuestro problema haya sido de comunicación, porque hemos hecho muchas cosas rompedoras como renunciar a privilegios, coches o sueldos, mientras otros como Ciudadanos nos han afeado esta conducta.

- ¿Cuál sería su primera decisión como alcaldesa?

- Tenemos una deuda pendiente con las víctimas de ETA, una deuda de reconocimiento, dignidad y justicia. Somos la ciudad donde más asesinatos se cometieron, 97, y eso no puede quedar impune y olvidado. Estos que nos gobiernan, además de corrupción política, sufren de corrupción moral, que es incluso peor.

-¿Hay algún candidato que sí podría contar con su voto?

-No voy a pactar con candidatos, sino con programas. Venimos a mejorar la ciudad y seguro que habrá propuestas sensatas y positivas que apoyaremos. Pero nunca pactaría con Bildu.