Diario Vasco

Egibar advierte que las «mayorías democráticas» son suficientes para impulsar el «nuevo estatus»

  • El portavoz del PNV ha señalado que cualquier solución debe partir de "la voluntad mayoritaria libre y democráticamente expresada por la ciudadanía vasca".

El portavoz del PNV, Joseba Egibar, ha advertido este jueves que las mayorías democráticas son suficientes para impulsar y aprobar un nuevo marco político que sustituya al vigente Estatuto de Gernika y aseguró que algunos partidos quizás se arrepientan con el tiempo de no haber apoyado en su día el Plan Ibarretxe.

Egibar ha realizado estas declaraciones en el transcurso de un debate sobre el modelo de Estado promovido por UPyD en el Parlamento Vasco. No hubo consenso para sacar adelante ninguna resolución, la propuesta original de UPyD y las enmiendas de PSE y PP decayeron, y la atención se centró en los discursos de los distintos portavoces.

El debate ha sido tranquilo y el tono utilizado por los partidos ha estado lejos de las duras confrontaciones habidas en el pasado. Cada formación mantuvo sus posiciones tradicionales, no hubo novedad en este aspecto, pero sí la expresión general de voluntad de negociación y acuerdo para tratar de conseguir un "mínimo común denominador".

Egibar ha asegurado que "hay tiempo" para conseguir un pacto que alumbre un nuevo marco político para Euskadi, aunque dejó claro a continuación que cualquier solución debe partir de "la voluntad mayoritaria libre y democráticamente expresada por la ciudadanía vasca". El principio "democrático" y el derecho a decidir son claves, dijo.

Para el dirigente jeltzale si PP, PSOE, Podemos y otras fuerzas estatales "no entran en vías de profundización democrática, por ejemplo con la cuestión catalana, y se instalan en la prohibición y amenaza? Si ante una potencial oferta del Parlamento Vasco se desatienden, es posible que alguien se acuerde del 30 de diciembre de 2004 como una oportunidad perdida".

"Alguno dirá? ¿Por qué no atendimos esa propuesta?", señaló en referencia al Plan Ibarretxe.

Y es que, según ha argumentado, en el proceso de negociación y acuerdo no puede haber derecho a veto y en el caso de que no sea posible alcanzar consensos unánimes "buenas son las mayorías democráticas".

Derecho a decidir

El presidente de Sortu y parlamentario de EH Bildu, Hasier Arraiz, ha asumido que cada partido tiene su proyecto y modelo para Euskadi, y ha considerado que el único punto de acuerdo entre ellos puede ser el derecho a decidir, es decir, "sólo defendemos la libertad para decidir nuestra relación el Estado español y el resto de territorios vascos. Es un ejercicio de democracia, lo contrario es recortarla".

Los socialistas expusieron que la pertenencia de Euskadi a España es "más eficaz para los ciudadanos vascos" y dejaron claro que "no van a encontrar nunca el derecho a decidir en nuestro programa porque no es nuestra propuesta política. Es una reivindicación política muy legítima, pero no es ningún derecho ni está reconocido como tal en ninguna Constitución ni en el Derecho internacional".

Su portavoz, José Antonio Pastor, ha reconocido que "de alguna forma habrá que conciliar posturas" y afirmó que afrontan este debate con principios claros, pero "sin maximalismos ni con ánimo de utilizar esto como un elemento de agitación política para tratar de conseguir un marco mejor con el que todos nos sintamos mínimamente cómodos".

"Y para eso hay que encontrar un mínimo común denominador lo más amplio posible, es nuestro empeño y voluntad y sólo pido a los demás que tengan el mismo empeño".

Por su parte, el popular Borja Sémper consideró que este debate "no nos lleva a ningún sitio y es una pérdida de tiempo. Hemos oído los mismos argumentos que hemos oído 38.000 veces y que nos han llevado siempre al mismo sitio, con lo cual algo estamos haciendo mal. El camino quizás no es el correcto, la manera con la que lo estamos recorriendo no es el correcto",

"¿Vamos a darnos contra el mismo muro? Queremos crecer, modernizarnos, que nuestras instituciones mejoren, que las herramientas de autogobierno, el Estatuto y la Constitución se modernicen, claro que sí", concluyó.