Diario Vasco

Markel Olano dice que «pronto» comenzará los contactos y que PSE «puede ser» una opción

  • El candidato a diputado general del PNV opina que «el modelo» de EH Bildu ha pretendido implantar en los últimos cuatro año «no congeniaba» con la sociedad guipuzcoana

El candidato a diputado general de Gipuzkoa por el PNV, Markel Olano, ha afirmado que el PSE-EE "puede ser" una de las opciones para garantizar la gobernabilidad en la Diputación foral, aunque ha destacado que no quiere "quemar de antemano ese escenario" y ha apostado por "fijar una base sólida para los principales retos que Gipuzkoa tiene en el futuro".

En una entrevista a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Olano ha indicado que en la Ejecutiva del GBB han marcado "el recorrido principal" y que "pronto" comenzará con la ronda de contactos con el resto de formaciones políticas, "de mayor a menor".

Así, ha asegurado que "tenemos que hablar con todos" y que el objetivo de la ronda de contactos será "fijar una base sólida para los principales retos que Gipuzkoa tiene en el futuro", ya que, en su opinión, el territorio "tiene que avanzar en ámbitos como el económico, la gestión de residuos, las políticas sociales o la fiscalidad, con un apoyo sólido en las Juntas Generales".

No repetir errores

En este sentido, ha destacado que "el principal problema" que ha existido en la legislatura gobernada por EH Bildu ha sido que "la izquierda abertzale ha tratado de hacer política sin tener esa mayoría, y eso ha sido uno de los síntomas más importantes de su debilidad".

"Nosotros no podemos repetir eso. Nosotros debemos tener una base política firme en los ámbitos principales y, a partir de ahí, dar pasos determinantes en pocos meses. Creo que la cuestión no es tanto qué esquema institucional o qué apoyos políticos va a haber, sino si logramos o no acuerdos en los temas más importantes, y eso tendrá después influencia en el esquema institucional", ha explicado.

Lograr acuerdos

Así, ha reiterado que en la Ejecutiva del GBB han marcado que el objetivo es "lograr acuerdos en los retos principales" del territorio, y que, si no se llega a acuerdos, "seguramente no va a haber avances desde el punto de vista institucional, y por eso digo que no es conveniente poner el carro delante del buey".

"Nosotros vamos a hacer el esfuerzo de hablar con todos los partidos políticos -ha asegurado-. Ya sabemos con quiénes hemos tenido más y menos acuerdo antes y durante el debate electoral. Y también sabemos que hay una nueva fuerza política, con un potente grupo en las Juntas Generales -en referencia a Podemos-, y tendremos que conocer cual es su punto de vista respecto a esos retos principales".

«La llave»

Por otro lado, Markel Olano ha asegurado que la victoria del PNV en Gipuzkoa se debe a que la formación jeltzale ha sabido "unirse al enfoque de la mayoría", algo que, en su opinión, ha sido "la llave" de la victoria en el territorio guipuzcoano por delante de EH Bildu.

En este sentido, ha afirmado que "el modelo" que la coalición abertzale ha pretendido implantar en Gipuzkoa durante los últimos cuatro años "no congeniaba" con la mayoría de la sociedad guipuzcoana, "y de ahí surgen palabras como 'imposición', es decir, das unos pasos en tu trayectoria institucional y no tienes un mínimo de comunicación con la sociedad".

"El hecho de no unirte a la sociedad cuando haces política, quizás hace un tiempo, hace 20 años o así, era posible porque la gente tenía una vinculación muy grande con las siglas. Pero actualmente, la política ha cambiado y la gente no perdona. Si ve que tu comportamiento no es el adecuado, que no es democrático o abierto hacia la sociedad, entonces apuesta por otro modelo. Eso es lo que ha ocurrido en Gipuzkoa, y no tanto el hecho de qué cosas se han hecho mal, sino cómo se han hecho. Y eso para nosotros también es una gran lección", ha destacado.

Asimismo, ha considerado que, con la gestión de los residuos llevada a cabo por el gobierno de EH Bildu, "se ha visualizado" que la coalición abertzale "trataba de implantar un planteamiento político en una sociedad que no estaba de acuerdo".

Además, ha indicado que otra "cuestión clave" en la pérdida de votos de EH Bildu en Gipuzkoa ha sido que "la izquierda abertzale perdió la confianza de la gente en materia económica", es decir, "la izquierda abertzale no ha sido una fuente de confianza y no ha sabido dar una respuesta adecuada a esa preocupación que la sociedad tiene principalmente con el empleo".