Diario Vasco

Resultados de las elecciones municipales en Gipuzkoa

  • Mapa interactivo con los resultados electorales en el territorio guipuzcoano

[AMPLIAR MAPA]

El PNV es el único de los partidos que concurrieron a las elecciones municipales de 2011 que en los comicios de este 24-M ha obtenido más concejales en Euskadi, concretamente 63, mientras que EH Bildu ha perdido 96, el PP 84 y el PSE-EE, 32.

Irabazi Ganar, la marca de Ezker Anitza y Equo, ha logrado en total 27 concejales, 15 más que en 2011, cuando Izquierda Unida concurrió en solitario como Ezker Batua.

Podemos, por su parte, ha obtenido representación en varios municipios vascos bajo la siglas de candidaturas que apoyaba con otras denominaciones y ha irrumpido con fuerza en las Juntas Generales de los tres territorios. En Álava con 8 apoderados, y en Bizkaia y en Gipuzkoa, con 6.

En el conjunto de Euskadi el PNV ha obtenido 359.920 votos (33.868 más que en 2011) en las elecciones municipales; EH Bildu, 254.154 (54.095 menos que la suma de Bildu y Aralar hace cuatro años); PSE-EE, 158.091 (19.133 menos); PP 102.202 (44.524 menos), e Irabazi Ganar, 37.103 (frente a los 34.564 de Ezker Batua en 2011).

En Gipuzkoa, además de perder San Sebastián, EH Bildu no ha podido retener importantes municipios, como Arrasate, Tolosa, Pasaia, Bergara, Beasain y Zarautz, entre otros.

La izquierda abertzale ha sido la fuerza más votada en 39 de las 88 localidades de Gipuzkoa, pero la mayoría de ellas son pequeños pueblos, ya que no ha logrado vencer en ninguna de las ciudades más pobladas.

El PNV recupera San Sebastián 28 años después y logra mayorías en 23 municipios, en 10 de ellos con mayoría absoluta. Si en 2011 el PNV tocó fondo con sólo 4 alcaldías (Elgoibar, Urnieta, Aia y Hondarribia), en los comicios de ayer venció en importantes localidades como Tolosa, Arrasate, Bergara, Beasain, Zarautz, Azkoitia y Lezo, entre otras.

Los socialistas han logrado consolidar e incluso incrementar su poder municipal en Gipuzkoa, al aumentar su representación en las dos ciudades más importantes tras la capital, Irun y Eibar, y revalidar con mayoría absoluta su hegemonía en Zumarraga.

Además, el PSE-EE ha ganado en Lasarte-Oria y Pasaia, localidades en las que ya había gobernado anteriormente.

El PP, en cambio, ha reducido su representación en la mínima expresión, ya que ha conseguido únicamente 7 concejales en todo el territorio, mientras que en 2011 logró 26.

La principal irrupción de Podemos se ha registrado en Irun, donde ha logrado 5 ediles, los mismos que el PNV, y se ha situado como tercera fuerza de la localidad.

En Bizkaia, la exigua victoria conseguida por el PNV sobre el PSE-EE en Barakaldo, un tradicional feudo socialista, ha sido uno de los resultados más llamativos de las elecciones locales en este territorio.

A falta de recuento oficial de votos previsto para el próximo miércoles, en el que PNV y PSE-EE mirarán con lupa las papeletas de las 113 mesas electorales de Barakaldo, ambos partidos empataron ayer en número de concejales (8) en esta localidad, la segunda de Bizkaia en número de habitantes tras Bilbao, aunque los nacionalistas recibieron unos 72 sufragios más.

Otro aspecto destacado en Bizkaia de los comicios celebrados ayer es la entrada en los consistorios de las listas respaldadas por Podemos (Udalberri ha obtenido 2 ediles en Bilbao, los mismos que Ganemos, candidatura formada por otros miembros del partido de los círculos) así como la irrupción de esta formación política en las Juntas Generales vizcaínas como tercera fuerza en número de votos.

También ha sobresalido la victoria en Gernika de José María Gorroño, que hace cuatro años se convirtió en alcalde de la mano de EH Bildu y que ahora ha representado al PNV, arrebatando así la alcaldía de la villa foral a la coalición abertzale.

En la capital, Bilbao, el PNV ha revalidado su mayoría, con el triple de votos y concejales que las tres siguientes fuerzas (EH Bildu, PSE-EE y PP) y, aunque ha perdido la mayoría absoluta que consiguió hace cuatro años con Iñaki Azkuna como cabeza de cartel, ha logrado 13 de los 29 ediles del consistorio que le permitirán gobernar sin sobresaltos.

En Álava, el PNV se ha convertido en la fuerza con mayor representación en las Juntas Generales de Álava y ha desplazado al PP, que pese a perder mucho peso municipal en la provincia ha logrado mantener la Alcaldía de Vitoria, lo que previsiblemente permitirá al candidato Javier Maroto repetir en el cargo.

En las municipales, la primera fuerza política en Álava ha sido el PP que pese a ello únicamente logra 46 concejales en todo el territorio, frente a los 82 que consiguió en 2011.

Mientras, EH Bildu se ha posicionado como segunda fuerza en las elecciones locales en número de votos y ha logrado 104 ediles, prácticamente los mismos que en 2011, y el PNV, tercero en votos, ha obtenido la mayor representación municipal, con 178 ediles, frente a los 161 de hace cuatro años. El PSE-EE se ha quedado con 26 concejales, siete menos que en 2011.

En cuanto a los municipios alaveses más importantes, EH Bildu ha repetido victoria en Llodio, donde ha conseguido 5 concejales, los mismos que el PNV, y ha arrebatado el primer lugar al PNV en Artziniega, aunque de forma muy ajustada.

En Amurrio el PNV sigue liderando el municipio y EH Bildu ha perdido dos ediles, mientras que ha irrumpido Ahora Amurrio con dos concejales y Guk Bai, con uno, mientras que el PP ha perdido un representante y el PSE conserva su único edil.

En Agurain-Salvatierra, el PNV recupera este ayuntamiento tras cuatro años gobernando Bildu, y en Legutiano la coalición abertzale conserva el municipio aunque con un concejal menos, mientras que los nacionalistas doblan su representación.

El PP, por su parte, conserva el poder en Laguardia pero pierde un edil y tendrá que pactar para gobernar, y en Oyón el candidato a la reelección, el popular Rubén Garrido, consigue ser el más votado pero pierde un concejal y el PNV le iguala en número de ediles, por lo que deberá buscar apoyos si quiere conservar la alcaldía.