Diario Vasco

La abstención de la lista unitaria gana Zerain, aunque gobernará EH Bildu

La lista unitaria de Zerain no gobernará
La lista unitaria de Zerain no gobernará
  • Los 59 sufragios logrados, sobre un censo de 203 electores, permitirán a EH Bildu hacerse con los siete ediles y la Alcaldía del consistorio zeraindarra

El llamamiento a la abstención realizado por la candidatura popular de Zerain ha sido el claro vencedor en las elecciones municipales de esta pequeña localidad de 250 habitantes que sin embargo será gobernada por EH Bildu con 7 concejales gracias a los 59 votos obtenidos.

Estos 59 sufragios (31,53 %), sobre un censo de 203 electores, permitirán a EH Bildu hacerse con los siete ediles y la Alcaldía del consistorio zeraindarra, a pesar de que un total de 139 vecinos (68,47 %) optaron por la abstención y otros 5 votaron en blanco.

La candidatura popular de Zerain, que hasta ahora había sido la única en presentarse a los comicios locales en los últimos 36 años, hizo un llamamiento el pasado 13 de mayo a los vecinos de la población a abstenerse, tras conocer la intención de EH Bildu de presentar una plancha propia.

La coalición de la izquierda abertzale quebraba así la norma no escrita de respetar la elección de los candidatos entre los vecinos del pueblo, independientemente de sus ideas políticas personales, mediante una serie de asambleas, primarias y segundas vueltas.

«Diferentes sensibilidades»

Se trataba de gente de "diferentes sensibilidades" políticas que eran "capaces de dejar a parte sus ideologías por el bien del pueblo".

Un "método muy abierto" del que se dotó el pueblo para "elegir la lista de los candidatos, porque la cuestión es que nadie quería presentarse", como comentó en su momento, el segundo en la lista de la plataforma "Zeraingo Herri Kandidatura-2015", Ion Muñoa.

Un proceso "legítimo y democrático" en el que este año se había puesto como condición, ratificada por la asamblea popular, que si había otro grupo político que presentaba su candidatura, la plataforma popular no lo haría, porque consideraba que de alguna forma "supondría legitimar el juego de partidos".

Además, con carácter previo a las elecciones, los vecinos celebraron un referéndum en el pueblo, en el que se preguntó a los si querían continuar con la lista única o no, y "más del 50% del total del censo dijo que sí".

Sin embargo, finalmente EH Bildu decidió romper este ejercicio de democracia participativa al presentar una lista en Zerain que, paradójicamente, ha encabezado la actual directora foral de Participación Ciudadana en funciones y futura alcaldesa de la localidad, Arantza Ruiz de Larrinaga.

Los resultados obtenidos en Zerain demuestran no obstante que la mayoría de los vecinos está a favor de la lista única y ponen de manifiesto que el hecho de que se haya presentado una nueva candidatura de carácter político "rompe la dinámica de un pueblo con un funcionamiento modélico en cuanto a democracia participativa".

A pesar de no tener representante alguno en el consistorio, la plataforma ya ha anunciado su intención de "seguir trabajando igual durante los siguientes cuatro años aunque no sea en el Ayuntamiento", al tener la "legitimidad" del apoyo de "más del 50 % del pueblo en el proceso" popular mantenido.

Hasta este momento, Zerain se había convertido en un referente entre las pequeñas localidades de Gipuzkoa, después de que en el año 1979 decidiera apartar a los partidos de la gestión municipal y apostar por una candidatura municipal independiente