Diario Vasco

Denis Itxaso: «En casa aprendí a creer en las personas por encima de los partidos y las banderas»

vídeo

Denis Itxaso con Luis, su pareja, acompañado de su ama, María Rosa, en la plaza de los Gudaris de Trintxerpe, en su estreno de candidato a 'alcalde de Gipuzkoa'.

  • El aspirante del PSE rebate las encuestas asegurando que sale «a ganar». Y tiende la mano al PNV, aunque desconfía del «carácter pusilánime» de Markel Olano

Son las ocho de la mañana pero el candidato del PSE-EE a 'alcalde de Gipuzkoa' se ha levantado hace ya más de una hora. «La campaña está siendo muy dura», reconoce. Toca madrugar a diario y acostarse «tardísimo». Denis Itxaso recibe en su casa, en el barrio donostiarra de Riberas de Loiola, a un equipo de este periódico y Diariovasco.com. Nos invita a pasar a su cocina y prepara un agradecido café. Él lo acompaña con una pastilla de Ginsen. «Lo aprendí de Odón, de sus años de alcaldía. Siempre me preguntaba cómo lo hacía, cómo estaba siempre preparado para aguantar la tensión... Lo que también estoy haciendo, cuando no tengo más remedio, es tomar alguna pastillita para dormir», confiesa sin rubor. La charla transcurre junto a un moderno mostrador con dos taburetes. El todavía concejal del Ayuntamiento de Donostia y miembro de la ejecutiva del PSE-EE de Idoia Mendia, relajado, se lanza a hacer algunas confidencias sobre cómo llegó a esta «aventura» para ser el aspirante socialista a diputado general de Gipuzkoa.

-¿Quién le dijo por primera vez que habían pensado en usted para ser candidato a diputado general?

-Hay una comida antes del verano en la que empezamos a hablar. Ya me estaban dando bastante responsabilidad en materia de residuos. En el Ayuntamiento, también se estaba empezando a aclarar el panorama. Hablo con la dirección del partido, con Iñaki Arriola y Miguel Ángel Morales y llegamos a la conclusión de que ésta puede ser una buena oportunidad. Me empiezo a ilusionar. Hablo con Odón. Quería confiárselo y tener su opinión.

-¿Elorza es su padrino?

-En cierta medida sí. Yo he tenido dos grandes padrinos. Uno es mi hermano Bixen y el otro es Odón. Él me dijo que ni me lo pensara, que lo podía hacer muy bien y que adelante con los faroles, que tenía mucho que aportar, que era complicado, es verdad, pero... Sí me dijo una cosa: «Si lo vas a hacer te lo tienes que creer. Te tienes que creer Gipuzkoa, te la tienes que meter en la cabeza. ¡Vívela!».

Pese a ser korrikalari habitual, difícilmente logra hacer deporte para llevar mejor la campaña. Su idea era salir a correr todos los días media hora, pero no lo está cumpliendo porque «no hay tiempo». Se conforma con 40 minutos para tomar una ensalada y quitarse los zapatos en casa, si se puede, a la hora de comer.

Itxaso vive de alquiler en Donostia. Tiene su casa en propiedad en Pasai San Pedro. La compró en 2007. «Es un sitio muy bonito en el casco histórico, pero tuve que marchar de allí por la amenaza del terrorismo». Había informes de Seguridad que aconsejaban «que saliera de allí». «Es una casa muy acogedora a la que no renuncio a volver algún día», añora.

Información completa en Kioko y Más.