Diario Vasco

PP y PSOE pasan el debate de televisión a mañana tras un intenso tira y afloja

Arias Cañete y Valenciano. / Archivo
  • Los populares querían mantenerlo ayer pese al alto en la campaña por la muerte de Isabel Carrasco, y los socialistas no lo veían bien

Cinco días después del inicio de la campaña electoral de las europeas y el principal debate sigue siendo el debate. PP y PSOE, a los que tanto costó en los últimos días llegar a un acuerdo sobre el cara a cara televisado entre Miguel Árias Cañete y Elena Valenciano, pactaron ayer posponer la cita a mañana. Pero llegar a esa conclusión tampoco fue sencillo. Por paradójico que pueda resultar, eran los socialistas los que presionaban para trasladar el asunto a otro día con un clima menos luctuoso por respeto, decían, a Isabel Carrasco. Mientras, los populares defendían mantener las cosas tal y como estaban.

El asesinato a tiros de la presidenta de la Diputación Provincial de León, un suceso con todos los ingredientes de una crónica policiaca que ha conmocionado a la sociedad leonesa, llevó al PP a suspender todos sus actos de campaña durante el lunes, día del crimen, y ayer. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anuló su paticipación en la sesión de control en el Senado para asistir junto a la secretaria general de su formación, María Dolores de Cospedal, a la capilla ardiente de la política asesinada. Y, sin embargo, el día amaneció con la noticia de que el debate seguía en pie.

Los negociadores de ambas fuerzas, el vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, y su homólogo en el PSOE, Óscar López, habían quedado, la noche anterior, no obstante, en consultar con la almohada. En el PSOE insistían en que no parecía muy lógico cancelarlo todo y no el debate. «El funeral es a las seis, acaba a las ocho. ¿Y, según acabe, vamos a pelearnos ante todos los españoles?», argumentaron. Temían dar una mala imagen.

López comunicó ayer su postura, hacia las diez de la mañana, a RTVE, organizadora de un debate que en principio iba a tener lugar apenas doce horas después. Y solicitó tanto a la cadena pública como a la Academia de la Televisión, que ha desempeñado una labor de intermediación entre los dos partidos, la propuesta de una nueva fecha. La discusión entre los dos coordinadores de campaña a lo largo de la mañana fue, según varias fuentes, intensa. Porque tampoco había acuerdo sobre el día idóneo para recuperar el cara a cara.

Coincidencia

El PP emitió una nota en la que afirmaba que tendría lugar mañana, mientras el PSOE aseguraba que no había dado su visto bueno a ese día, el mismo en el que el canal 24h de TVE retransmite el debate entre los candidatosa la presidencia de la Comisión Europea: Jean Claude Juncker (PPE); Martin Schulz (PSE); Guy Verhofstad (Liberales); Ska Keller (Verdes); y Alexis Tsiripas (Izquierda Europea). Su opción era llevar el debate al lunes 19 de mayo, en la última semana de campaña, y retrasar al 21 de mayo el de los cabezas de las listas españolas a la Eurocámara.

Finalmente, tras pasar por la capilla ardiente de Carrasco, López, también portavoz del PSOE en las Cortes de Castilla y León, volvió a contactar con Floriano. Y aceptó el jueves. Los aspirantes europeos a la Comisión debatirán a las 21 horas y Cañete y Valenciano a las 22.30 horas. Pero la decisión recibió críticas de UPyD e Izquierda Unida, las formaciones con más potencial de crecimiento en los comicios, en los que se prevé una fragmentación de voto desconocida en España.

«Quieren desincentivar –dijo Rosa Díez– y si pudieran suspenderlo lo harían del todo». Y José Luis Centella, portavoz de IU en la Cámara baja, tildó la cancelación de «escándalo» y argumentó que es una muestra ás del «desprecio» de ambas fuerzas al debate europeo.