Diario Vasco

Elecciones vascas: El PP manifiesta su disposición de acordar, «pero no por intereses identitarios»

El PP manifiesta su disposición de acordar, «pero no por intereses identitarios»
  • Llanos considera que los resultados de su partido «son muy buenos teniendo en cuenta las encuestas»

La secretaria general del PP vasco, Nerea Llanos, ha mostrado este lunes la disposición de su partido de llegar a acuerdos para formar mayorías en el Parlamento vasco que mejoren la calidad de vida de los ciudadanos, pero "no por intereses territoriales o identitarios".

En declaraciones a Radio Euskadi, Llanos ha analizado que los nueve escaños logrados ayer por el PP "son unos resultados muy buenos teniendo en cuenta las encuestas".

Aviso al PNV

Llanos ha afirmado que los parlamentarios del PP trabajarán por "un proyecto de suma, de integración, de colaboración", que "tiene mucho camino en Euskadi porque, según las encuestas, el 82 % de los vascos se sienten a gusto en el marco institucional en el que estamos y no quieren aventuras independentistas".

A su juicio, "el PNV da un mensaje de moderación pero con los hechos no demuestra esa moderación y estabilidad, ya que también está en el bloqueo de la gobernabilidad en España". Por ello, el partido de Andoni Ortuzar "debería tomar nota y actuar" en Madrid, "si de verdad le interesa la estabilidad en Euskadi".

Alonso dejará su escaño

Por otra parte, el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, dejará su escaño en el Congreso de los Diputados cuando tome posesión como parlamentario en la Cámara vasca y será relevado por el vicesecretario sectorial del PP, Javier Maroto, que continuará siendo el portavoz de su grupo en el Ayuntamiento de Vitoria.

El relevo se producirá cuando se constituya el nuevo Parlamento Vasco, para lo que no hay plazos legales marcados.

Alonso dio el salto al Congreso de los Diputados en el año 2000, cuando José María Aznar era presidente del Gobierno y durante dos años compatibilizó su actividad en la Cámara Baja con la Alcaldía de Vitoria.

Su paso por la política española le ha llevado a ocupar cargos de responsabilidad como la portavocía de su grupo en el Congreso y el Ministerio de Sanidad.

Aunque se ha ganado un sitio en la primera línea del partido a nivel nacional, Alonso no se ha desvinculado nunca de la dirección de los populares vascos, y tras la marcha de Arantza Quiroga al sentirse desautorizada por su partido, Alonso asumió la dirección del PP vasco para convertir a esta formación en la alternativa constitucionalista en Euskadi.