Diario Vasco

Urkullu dialogará con todos los partidos para buscar la estabilidad

  • El candidato del PNV a la reelección como lehendakari se compromete a trabajar para lograr un pacto con el Estado que «reconozca la realidad nacional de Euskadi»

El lehendakari y candidato del PNV a la reelección, Iñigo Urkullu, ha asegurado que hablará con todas las formaciones políticas vascas para "propiciar acuerdos que doten de estabilidad y fortaleza al Gobierno vasco". Además, se ha comprometido a trabajar por lograr "un nuevo marco de convivencia entre diferentes" en Euskadi y por un "nuevo pacto con el Estado, de igual a igual", que suponga "el reconocimiento de la realidad nacional vasca.

Urkullu ha afirmado que "se siente feliz" después de que el PNV haya logrado en estos comicios 29 escaños, dos más que hace cuatro años. La formación ha conseguido el respaldo de 397.664 vascos, lo que supone un 37,65%. De esta forma, ha obtenido 12.898 votos más que en las anteriores autonómicas.

En una rueda de prensa celebrada en la sede de Sabin Etxea de Bilbao, en la que también ha intervenido el presidente del EBB, el lehendakari ha señalado que los próximos cuatro años "van a ser esenciales para el futuro", aunque ha reconocido que "van a seguir siendo años de incertidumbres y dificultades".

No obstante, ha precisado que hay "un reto compartido", como es "reducir la tasa de paro por debajo del 10%". Asimismo, ha asegurado que garantizará "la convivencia social y política", y ha precisado que "más autogobierno es más bienestar".

En su opinión, hay que trabajar "por un nuevo marco de convivencia, un acuerdo institucional plural, entre diferentes" en Euskadi y "un nuevo pacto con el Estado, de igual a igual, desde la bilateralidad con garantías, que suponga el reconocimiento de la realidad nacional de Euskadi". "Tenemos que crecer como país, Euskadi mira al futuro y mira a Europa", ha añadido.

Diálogo político

Urkullu ha apuntado que "se abren semanas de diálogo político y búsqueda de acuerdos" y ha mostrado su disposición ha iniciar esta "tarea con todas las formaciones políticas" porque su intención es "propiciar los acuerdos que doten de estabilidad y fortaleza al Gobierno vasco y permitan desarrollar un sólido proyecto de futuro para Euskadi".

El lehendakari, que ha felicitado a todos los parlamentarios electos, ha mostrado su deseo de que los partidos políticos vascos "puedan seguir hablando con franqueza y dialogando con espíritu constructivo".

En esta línea, ha señalado que ahora "comienza el camino de la formación del próximo Gobierno y va a seguir siendo necesario el diálogo y el acuerdo". "Asumo la responsabilidad de iniciar la formación del nuevo Gobierno vasco", ha indicado.

Urkullu ha remarcado que va a cumplir con todos los compromisos que ha adquirido y ha recordado que han comprometido "humildad, realidad, verdad y trabajo". "Comparto esta alegría con la sociedad vasca que nos ha otorgado su confianza. No imagino ilusión más grande", ha apuntado.

Asimismo, ha remarcado que el PNV "ha demostrado su capacidad de conexión con la sociedad vasca, ha sabido escuchar, atender, entender y responder". "Todos formamos un gran país, Euskadi, un país que sí mira al futuro", ha asegurado.

Por último, se ha referido a "la normalidad política plena" en la que ha transcurrido la jornada electoral, y ha considerado que, de esta forma, "la sociedad ha hecho una apuesta por el futuro". "Quiero agradecer al resto de candidatos su contribución a que hayamos tenido en Euskadi una campaña y una jornada electoral de normalidad", ha subrayado.

Ortuzar, «orgulloso»

Por su parte, Andoni Ortuzar ha mostrado su "orgullo" por el resultado obtenido y ha aseverado que reciben los 29 parlamentarios "con tanto orgullo como humildad y responsabilidad".

En este sentido, ha felicitado al conjunto de la sociedad vasca y a todas las formaciones políticas que han concurrido en los comicios por haber demostrado "que el diálogo y el contraste de ideas en este país está por encima de cualquier opción de bloqueo, de confrontación y disputa".

"La sociedad vasca ha respaldado esa forma de hacer que nos diferencia a todos los vascos. Este país ha demostrado que está hoy por la estabilidad, que quiere seguir adelante, que quiere mirar al futuro a través del diálogo y del acuerdo", ha añadido.

También ha dicho que la sociedad vasca "confía en el modelo de crecimiento, de certidumbre y de bienestar que este país viene protagonizando durante todos estos años".

"Euskadi sea el único país de nuestro entorno cuya ciudadanía siga apoyando, elección tras elección, al partido gobernante, al PNV. Pese a la dureza de la crisis, a la dificultad de la crisis y al desgaste de la actividad política", ha aseverado.

El presidente del Gobierno vasco se ha dirigido unas palabras, posteriormente, a militantes y simpatizantes del PNV que se encontraban congregados en el exterior de Sabin Etxea, donde se había instalado un escenario, que le han recibido con gritos de: "ari, ari, Urkullu lehendakari" y de "Independentzia".

En esta línea, ha apuntado que la Comunidad Autónoma Vasca "ha demostrado, una vez más, que quiere mantener el rumbo fijado de construcción social y nacional liderado" por la formación jeltzale, en el que todos sean "partícipes, pero que tiene en el PNV un protagonista sólido, firme y reconocible".

"Los resultados electorales de hoy nos hacen, una vez más, creer en las posibilidades de este país. Euskadi quiere seguir mirando al norte, a los países más avanzados de Europa, avanzar en bienestar, teniendo a las personas como centro de atención, caminando con paso firme, son seguridad, pero sin dejar a nadie atrás", ha manifestado.

A su juicio, estas elecciones han puesto "en evidencia igualmente la confianza y la esperanza depositada por miles de mujeres y hombres de este país" en su partido "y, de manera especial", en Iñigo Urkullu, "que gracias a estos resultados volverá a ser lehendakari".

El líder jeltzale ha recordado que sus retos son "crecer como país con más y mejor empleo, impulsar el desarrollo con la industria para sostener y mejorar un estado de bienestar con servicios públicos de calidad, afianzar una convivencia que permita una paz duradera respetuosa con todos los derechos humanos y alcanzar un nuevo nivel de autogobierno que haga posible" que las decisiones de los vascos sean respetadas".

"No tenemos tiempo que perder y no lo vamos a perder. Euskadi tiene que seguir en marcha, mirando al futuro. Por eso, con toda la responsabilidad y prudencia, estamos abiertos al diálogo con el resto de fuerzas políticas para conformar cuanto antes las instituciones vascas. Ése es nuestro compromiso y nuestra palabra, palabra del PNV", ha concluido.