Diario Vasco

«Es cariñoso, familiar y terco con argumentos»

«¿Qué os cuento de mi hermano? Hemos compartido secretos y habitación durante años... Alfonso es un hombre familiar y con un sentido del humor amplísimo, ¡es muy divertido! Es fiel a sus amistades y en ese sentido es muy constante. Ahora que no me oye, es un poco terco... especialmente cuando discutes con él, porque le cuesta mucho moverse de su posición. Cuando defiende su postura lo hace con argumentos muy pensados, y casi siempre son muy sólidos, pero a la vez es muy buen dialogador y acepta que tú le rebatas cualquier argumento. En realidad, eso también podría ser una virtud como político. Yo, la verdad, estoy encantado de que haya vuelto al País Vasco, porque así le veo más. En realidad, mi hermano es un tipo muy simpático, ¡pero una discusión con él puede ser muy larga!».