Diario Vasco

Elecciones vascas: Alonso pide el apoyo de los votantes huérfanos del PSE, que «ha abandonado sus principios por las sobras del poder»

Alonso pide el apoyo de los votantes huérfanos del PSE, que «ha abandonado sus principios por las sobras del poder»
/ telepress
  • Asegura que PNV y PSE son «socios para los sillones en Euskadi y para el bloqueo en Madrid»

El presidente del PP vasco y candidato de los populares vascos a lehendakari, Alfonso Alonso, ha pedido el apoyo de los votantes socialistas que se sienten "huérfanos" ante un PSE-EE que "ha abandonado sus principios" por las "sobras del poder". Tras advertir que los socialistas no "cierran la puerta" a hacer un "gobierno extraño" en Madrid, y "tampoco aquí, en el País Vasco", se ha mostrado convencido de que PNV y PSE son "socios para los sillones en Euskadi y para el bloqueo en España".

Durante un acto de campaña celebrado en el Teatro Campos de Bilbao, en presencia del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y otros destacados miembros de la formación en el ámbito nacional y autonómico, Alonso ha advertido de que el PP "no está solo para cumplir un papel en unas elecciones" vascas.

El dirigente del PP ha recordado que los populares vascos llevan "muchos años en política, comprometidos" y ha tenido que "luchar y pelear con la dureza del terrorismo" y con la "incomprensión, la soledad el odio y la indiferencia de una sociedad que miraba para otros lado".

Según Alonso, el PP vasco no tiene "la ambición de resistir" sino la de "levantar una alternativa a un nacionalismo que ahoga las posibilidades de futuro del País Vasco". "Esa es nuestra misión y mi proyecto, el proyecto de mi vida", ha apuntado.

El presidente de los populares vascos ha asegurado que Euskadi "se merece una alternativa" porque "no es obligatorio que todos seamos nacionalistas", ya que "el nacionalismo no trae mejor convivencia, cierra la puerta de la libertad, levanta barreras que nos dividen, ambiciona todo el poder y necesita el control institucional".

Alonso ha insistido en que "hay otro modelo, el del PP vasco, el de la libertad". "Y ellos saben que somos los únicos que les podemos sustituir algún día, aunque ahora parezca que estamos muy lejos", ha apuntado.

El exministro ha recordado que el PP inició su andadura en Vitoria con dos concejales y en 1999 ganó las elecciones. Por ello, ha dicho que con estos comicios, el partido que lidera "arranca el camino que nos va a llevara a fortalecer y asentar una alternativa". "Tenemos que abrir el partido, traer gente. Estas elecciones son un punto de partida para ese proyecto", ha indicado.

Mayoría soberanista

El candidato popular a la Lehendakaritza ha asegurado que, pese a que, según las encuestas del CIS, la mayor parte de la población vasca no se siente nacionalista, tras las elecciones "se supone que va a haber una mayoría soberanista que busca la ruptura, que quiere plantear el ejercicio del derecho de autodeterminación, una vía de secesión, de ruptura con el resto de España, que lo llevan en su programa electoral". "Ese es el programa del PNV, de Bildu, de Podemos", ha apuntado.

Tras recordar que pretenden "una mayoría en el Parlamento vasco para poder impulsar un proyecto de secesión los próximos cuatro años, de ruptura", ha asegurado que "eso no representa la sociedad vasca". "Es necesario que en el Parlamento esté representada la pluralidad de la sociedad vasca, la voz de la mayoría, que quiere unión, respeto y convivencia", ha apuntado.

Según ha dicho, el PP es "la única alternativa" porque el PSE "ha abandonado la defensa de sus ideas, de los principios que nos llevaron a formar una alternancia al Gobierno del PNV" a "cambio de cambiar Euskadi".

"Ellos han abandonado la defensa de sus ideas porque han preferido la comodidad al discurso, se conforman con las sobras del poder del PNV", ha censurado.

En este punto, ha recordado que Javier Maroto ganó las elecciones en Vitoria y el PNV "se alió con Bildu y con Podemos" para "eliminar a una persona querida" para "tener todo el poder, todo el control" y "cuando pasó un tiempo prudencial" el PSE se sumó al Gobierno.

"El Gobierno de mi ciudad en manos de lo que le parezca o no bien a Bildu, porque son los que mandan en el Ayuntamiento de Vitoria", ha indicado.

Socialistas

Ha censurado que los socialistas "prefieren ser concejales" a "mantener un discurso alternativo, no les importa variar su discurso, un día pueden decir que están dispuestos al reconocimiento nacional de Euskal Herria y otro flaquear en la defensa de los principios compartidos sobre la idea de España".

"Han preferido estar en la comodidad y el oportunismo, y no han cerrado la puerta a poder hacer una coalición y un gobierno extraño en Madrid. Y no la cierran tampoco aquí, en el País Vasco", ha señalado.

Por ello, cree que, "a cambio", el PNV "es también el socio de bloqueo del PSOE en Madrid". "Socios para los sillones en Euskadi y socios para el bloqueo en Madrid", ha afirmado.

Alonso cree que el PSE "no puede ser alternativa" y muchos de sus votantes "se sienten huérfanos". Por ello, se ha dirigido a "ellos" y les ha pedido que voten a un proyecto "más allá de nuestras siglas" porque "nuestra casa es amplia": "Queremos un proyecto que represente a todo aquel que lleve, en Euskadi, a España en el corazón".

Esukadi «va bien»

Además, Alonso ha ligado la actual situación de Euskadi a la de España porque "vamos en el mismo barco, y nuestro destino va unido". Sin embargo, ha lamentado que las previsiones del crecimiento del PIB en Euskadi sean inferiores a las del Estado, al igual que las cifras de exportación. "No puede ser que vayamos por detrás de la previsión económica para 2017. Quiero que Euskadi vaya en la tabla arriba, como el Alavés esta semana", ha señalado.

El candidato del PP a lehendakari cree que el País Vasco se está "quedando atrás" porque se utilizan "nuestras herramientas para favorecer el poder del PNV". "El nacionalismo es una trampa, la liberad es la oportunidad", ha recalcado.