Diario Vasco

Margallo considera el resultado de las elecciones vascas y gallegas «determinante para España»

El candidato a lehendakari por el PP, Alfonso Alonso, y el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, junto a los candidatos de su formación, Borja Sémper, Miren Albistur, y Antón Damborenea, en el Palacio Miramar de San Sebastián.
El candidato a lehendakari por el PP, Alfonso Alonso, y el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, junto a los candidatos de su formación, Borja Sémper, Miren Albistur, y Antón Damborenea, en el Palacio Miramar de San Sebastián. / EFE
  • Alerta sobre el secesionismo porque «de una crisis se sale, un ataque terrorista se supera, pero la disolución de España es irreversible»

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García Margallo, se ha mostrado convencido de que lo que pase en Euskadi y en Galicia en las elecciones del próximo día 25 "va a ser determinante para España". Además, ha instado a los socialistas a "sentarse en una mesa" a discutir "no sobre candidatos", sino sobre medidas para alcanzar un acuerdo.

Margallo ha realizado estas afirmaciones en un mitin en San Sebastián, en el que ha participado junto al candidato del PP vasco a lehendakari, Alfonso Alonso, al el presidente del PP de Guipúzcoa y cabeza de lista por este Territorio, Borja Sémper, y a la portavoz popular donostiarra, Miren Albistur.

En su intervención, ha afirmado que en el momento actual "no se logra entender por qué no tenemos un Gobierno" y ha recordado que "los españoles han votado dos veces y han dicho que el Parlamento está fragmentado y que hay dos grupos de partidos radicalmente distintos".

En ese sentido, ha afirmado que "unos somos los partidos constitucionalistas, los que tenemos una misma idea de España, los que creemos en un proyecto europeo, en una Europa federal, en una Europa avanzada, los que creemos que España tiene que estar en la moneda única y que no podríamos regresar a tiempos anteriores y los que creemos que el sitio de España está con Occidente peleando contra el terrorismo que quiere destruir nuestra forma de vida, nuestra cultura y que son ellos o nosotros".

Asimismo, "hay otros, algunos partidos nuevos, que están en otra cosa". A su juicio, "Podemos no es de izquierdas, ni de derechas, es de Venezuela" y ha ironizado con el hecho de que la formación que lidera Pablo Iglesias cuente con "un militar antimilitarista".

El ministro ha considerado que el PSOE "haría bien en sentarse a la mesa y no discutir si les gusta este u otro candidato sino decir en qué coinciden con nosotros en el diagnóstico, cuáles son las medidas, y vamos a hacer un programa".

"Eso nos daría 255 escaños y nos permitiría hacer todas las reformas que son necesarias para hacer frente a los grandes desafíos y tener otros 40 años de paz, estabilidad, libertad y progreso como los trajo la constitución, que no en vano se llama la constitución de la Concordia", ha expresado.

Por otro lado, ha advertido de los riesgos de continuar con un Gobierno central en funciones aludiendo a numerosas situaciones de conflicto a nivel mundial. De este modo, ha recordado que, pese a que España ha mejorado su situación, "queda mucho por hacer y una desaceleración nos puede golpear". Además, en referencia a cuestiones como el Brexit, ha destacado la necesidad de "refundar Europa", proceso en que el "España tiene que estar presente".

«Desafío secesionista»

García Margallo, por otra parte, ha explicado que desde que es ministro todos los viernes del año se ha reunido "un grupo de personas para discutir el desafío secesionista" que es, en su opinión, "el desafío más grande de España". "De una crisis se sale, un ataque terrorista se supera, pero la disolución de España es absolutamente irreversible", ha apuntado.

En ese sentido, ha asegurado que un Estado "no lo es porque los habitantes de un Territorio digan que son un Estado", sino porque la comunidad internacional le reconoce como tal. En ese sentido, ha afirmado que es "absolutamente inimaginable" que en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sea reconocida una declaración unilateral. Además, ha recordado que el pasado año España consiguió una declaración "firmada por los 193 países miembros" para ello.

Por ello, en referencia especialmente a Cataluña, ha reiterado la advertencia de que "un territorio no tiene la menor posibilidad de ser Estado" sin el citado reconocimiento internacional y que, además, quedaría fuera de la UE, algo que se traduciría en "aislamiento y pobreza".