Diario Vasco

Mendia acusa a Urkullu de «dejar languidecer» el trilingüismo en la enseñanza pública

Mendia acusa a Urkullu de «dejar languidecer» el trilingüismo en la enseñanza pública
  • Considera que el lehendakari lo ha descuidado por «principios ideológicos» y se compromete a impulsar «un pacto educativo para una nueva Ley Vasca de Educación y avanzar equilibradamente» en la materia

La secretaria general del PSE-EE y candidata a lehendakari, Idoia Mendia, se ha comprometido a «profundizar y avanzar equilibradamente en la educación trilingüe» que, según la candidata socialista, el Gobierno de Iñigo Urkullu «ha dejado languidecer en la enseñanza pública, por prejuicios ideológicos del nacionalismo».

En un acto en defensa de la educación pública celebrado en Barakaldo, Mendia ha presentado el programa educativo de los socialistas para las elecciones vascas, con el doble objetivo de «recuperar todo el tiempo y el terreno que hemos perdido en estos últimos años con el Gobierno de Urkullu», y de «recuperar la energía y determinación necesarias para dar el salto adelante que la Educación vasca reclama», a través de «un pacto educativo para una nueva Ley Vasca de Educación»..

Tras remarcar que la Educación «no es un gasto, sino una inversión en futuro y algo de importancia estratégica para la transformación política, social y económica de este país», ha asegurado que «los mejores años de la Educación vasca han sido los dirigidos por Gobiernos y consejeros socialistas».

Idoia Mendia ha criticado que, «con el PNV al frente del Gobierno vasco, la Educación vasca ha perdido la vocación innovadora de la legislatura precedente y se ha instalado en la mediocridad, el ensimismamiento y el provincianismo».

En ese sentido, ha dicho que «se echan en falta objetivos claros y ambiciosos para avanzar, en la línea de los cambios que se están dando a nivel internacional». De esta forma, ha criticado que «se están dejando morir proyectos claves del período de Gobierno socialista, como el trilingüismo o la digitalización de la escuela».

Asimismo, ha lamentado que «han perdido fuerza otros asentados y asumidos por toda la comunidad educativa durante la etapa de Patxi López, como la evaluación de diagnóstico y los planes de mejora de los centros».

Recuperar la centralidad

El resultado, según ha denunciado, «ha sido atonía, retroceso y desmoralización de la comunidad educativa», y ha advertido de que Euskadi «no puede permitirse el lujo de quedarse en el furgón de cola». «Tenemos que recuperar las posiciones que ya habíamos alcanzado hace cuatro años y aspirar a colocarnos a la cabeza de los países de Europa con mejor sistema educativo», ha afirmado.

Mendia ha apostado por «recuperar la centralidad y el liderazgo de la escuela pública, como garantía del derecho universal a una educación de calidad», así como «volver a vincular --y no contraponer como quiere la derecha-- el objetivo de igualdad con el de aumento de la excelencia y la calidad de la enseñanza».

En torno a las líneas «estratégicas» de «profundizar y avanzar equilibradamente en la educación trilingüe» e «impulsar un pacto educativo para una nueva Ley Vasca de Educación» que recoge el programa electoral del PSE-EE, Mendia ha propuesto para los próximos cuatro años «llegar a un 100% de escolarización a partir de los 2 años, sin olvidar la demanda en edades inferiores, reducir en un punto y medio el abandono temprano de la educación, y dar mucha mayor estabilidad al profesorado, mejorando su tasa de continuidad hasta un 90%».

También ha apostado por «consolidar, al menos hasta un 85%, los equipos directivos de los centros, avanzar en la autonomía de los centros públicos, para que puedan desarrollar proyectos propios, adaptados a las características de su alumnado y de su entorno social y cultural y elevar el porcentaje de titulados en educación superior entre los 30 y 34 años».

Otras propuestas de los socialistas vascos son, según ha indicado Mendia, «tener mejor informadas a las familias, a través de una Oficina de Matriculación territorial única, cortar con actuaciones que fomentan la desigualdad en la escuela, como son determinadas prácticas selectivas en centros concertados, expresamente prohibidas por la Ley, y fomentar un reparto equitativo del esfuerzo de integración de los niños y niñas con necesidades especiales».

Impulso al trilingüismo

Para los socialistas, según ha asegurado, es «vital dar un nuevo impulso al trilingüismo, una experiencia de éxito, avalada internacionalmente, que los centros concertados han sabido valorar, pero que el Gobierno de Urkullu ha dejado languidecer en la enseñanza pública, por prejuicios ideológicos del nacionalismo, los que asocian la enseñanza trilingüe con un ataque a la educación en euskera que los hechos están evidenciando que son infundados».

En ese sentido, ha señalado que «casi 57.000 alumnos que estudian materias en inglés en la red concertada, y tan sólo 11.000 en la enseñanza pública». «Para vergüenza del Gobierno de Urkullu, han tenido que ser los centros privados, y no el Gobierno de Urkullu, los que han sabido entender lo que nos estamos jugando con la aplicación de la enseñanza trilingüe», ha censurado.

Idoia Mendia ha insistido en que «ha llegado el momento de dar el paso a una educación trilingüe generalizada, y que debe tener plasmación en una futura Ley Vasca de Educación».

En este sentido, se ha comprometido a implantar la enseñanza de una materia en inglés, al menos, a partir de 4º curso de Educación Primaria en todos los centros educativos vascos, a implantar, con su dotación presupuestaria, un Plan específico de Formación Lingüística y Metodológica del profesorado en lenguas extranjeras, para mejorar la competencia de los docentes, y a reforzaremos las actividades para la mejora del conocimiento del inglés por el alumnado.

La líder socialista ha asegurado que su partido está «en condiciones de liderar, con un amplio consenso, este gran avance educativo que proponemos al país, y de liderarlo, además, desde el Gobierno». En ese sentido, ha dicho tener la ambición de «liderar, desde el Gobierno, un nuevo Pacto Educativo que siga las huellas del que pusieron en marcha José Ramón Recalde y Fernando Buesa».