Diario Vasco

52 municipios de Gipuzkoa aplicarán este año el recargo del IBI a las viviendas vacías

Denuncia sobre el recargo del IBI que apareció dibujada en agosto del año pasado en la playa de La Concha. / LOBO ALTUNA
  • Pasaia, Zarautz y Bergara son los únicos que apuestan por la penalización máxima del 150%

  • La mayoría se decanta por el 50%, mientras que ayuntamientos como Irun y Lezo lo han derogado por las situaciones injustas que puede ocasionar

Un total de 52 ayuntamientos de Gipuzkoa, uno más que el año pasado, aplicarán esta primavera el recargo del IBI a las viviendas vacías. La gran mayoría volverá a apostar por una penalización del 50% en el recibo de la contribución, aunque hay consistorios que han decidido moderar su castigo o directamente eliminarlo. Lezo e Irun, por ejemplo, han optado por derogarlo con efecto retroactivo desde 2013 al encontrar deficiencias para su correcta aplicación. De esta manera, si el año pasado fueron cinco los municipios guipuzcoanos que decidieron aplicar la mayor penalización, este año la lista se ha reducido a tres: Pasaia, Zarautz y Bergara. Para sus vecinos con una vivienda vacía, un recibo medio del IBI de 250 euros engordará hasta los 625 euros.

Con el fin de permitir que los municipios pudieran aumentar sus ingresos, la Diputación aprobó en 2012 una modificación de la norma de impuestos locales que se apoyaba sobre dos tributos concretos: el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto de Bienes Inmuebles.

En el primer caso, Hacienda abrió el abanico para que el impuesto afectara a más empresas. Así, redujo de dos a un millón de euros de facturación el límite exento para que las empresas pagaran el IAE. En otras palabras, tanto el año pasado como éste las empresas con un volumen de operaciones superior al millón de euros deberán de pasar por caja. Hacienda calculó que los municipios podrían recaudar 2,7 millones de euros más.

El segundo esfuerzo recayó sobre los propietarios de una segunda residencia. La Diputación ha permitido a los municipios a partir del año pasado aplicar un recargo en el Impuesto de Bienes Inmuebles de hasta un 150% sobre las viviendas que no constituyan la residencia habitual de su propietario, tomando para ello el empadronamiento a 1 de enero. La última palabra la tiene cada ayuntamiento, que debe decidir si la aplica o no. El fisco elevó a 16,1 millones de euros el ingreso extra que aportaría esta medida, aunque siempre si todos los ayuntamientos aplicaban el recargo máximo del 150%, algo que no ha ocurrido, ni en 2013, y aún menos en 2014, por lo que la recaudación real será inferior. De momento, todo son hipótesis, ya que aún no hay datos disponibles -y si los hay no se han hecho públicos- sobre el balance del primer año de recargo del IBI.

2014 supone la segunda oportunidad. Desde el pasado 15 de mayo hasta el 30 de junio, ambos inclusive, los ayuntamientos han abierto el periodo voluntario de cobranza del Impuesto de Bienes Inmuebles.

La realidad es que en su segunda 'edición' cada municipio ha vuelto a aplicar la norma a su manera, algunos dando marcha atrás, y otros un paso adelante, aunque la gran mayoría con un nexo común: aumentar el número de excepciones del recargo. El gran volumen de reclamaciones que se produjeron el año pasado ha llevado a los ayuntamientos a intentar acertar con la medida, descartando el recargo sobre aquellas viviendas pertenecientes a personas mayores ingresadas en residencias, en alquiler, o heredadas recientemente.

Eso sí, al igual que en 2013, los datos recogidos por la Hacienda foral sobre la campaña de este año muestran dos opciones claramente diferenciadas: los que han optado por aprovechar de una manera moderada el recargo que les permite la Diputación o directamente la han descartado, y los que no han dudado en sacar el máximo partido a la subida. En otras palabras, los ayuntamientos gobernados por PNV y PSE, por un lado, y los que dirige Bildu, por otro.

Menos recargos del 150%

De los cuatro ayuntamientos que gobierna el PNV en Gipuzkoa, apenas Hondarribia ha optado por mantener el recargo del IBI del 50% a las viviendas vacías. Elgoibar, Aia y Urnieta no lo contemplan. Por parte del PSE, Eibar continúa con el recargo del 50%. Zumarraga no lo recoge e Irun ha optado por eliminarlo en 2014 y derogar el recargo del 50% que estableció en 2013. Una comisión será la encargada de examinar el impuesto dada toda la casuística con la que se encontró el ayuntamiento irunés tras aprobarlo.

Frente a ello, la gran mayoría de municipios gobernados por Bildu contemplan el recargo y defienden su aplicación como un incentivo para potenciar el mercado del alquiler. Así, los tres municipios que aplican este año la penalización del IBI del 150% a las viviendas no habituales -Pasaia, Bergara y Zarautz- están gobernados por la coalición abertzale. Los dos primeros se han mantenido firmes mientras que Zarautz lo ha elevado del 100 al 150%. En 2013 fueron cinco los que aplicaron la mayor penalización. Este año, además de Lezo, Beizama y Elgeta se han decantado por moderar el castigo.