Las ventas de las empresas de Gipuzkoa crecieron un 9,5% hasta febrero

El informe mensual de la Diputación registra también un aumento del empleo (4,1%) y de los salarios (0,7%)

FERNANDO SEGURASAN SEBASTIÁN.

La economía guipuzcoana marcha a buen ritmo. Así se constata en el informe mensual que realiza la Diputación sobre la evolución de las empresas del territorio. Los datos, referidos a enero y febrero, son positivos en los tres parámetros analizados: ventas, empleo y salarios.

Respecto a las ventas, en los dos primeros meses han aumentado un 9,5%, con un excelente comportamiento del mercado interior (12,7% de crecimiento respecto al mismo periodo del año anterior), acompañado por una subida del 3% en las exportaciones. Estas últimas se han dirigido principalmente a la UE (12,8%), mientras que las realizadas fuera de este espacio han caído notablemente (-10,9%).

Los sectores que se han mostrado más activos en el bimestre han sido la industria (7,2%) y los servicios (14,9%). En este último caso, con la subida de febrero (10,8%) concatena cinco meses seguidos de crecimientos de dos dígitos. La cruz la aporta el sector de la construcción, con una caída en los dos primeros meses del 7,3%, después de cerrar 2017 con una destacable subida del 5,1%.

Todavía es pronto para pronosticar si 2018 se coronará como un año de récord en ventas. Será difícil, porque el pasado ejercicio se despidió con un crecimiento total del 7,5% en la facturación de las compañías guipuzcoanas. No se conocía otro incremento semejante en toda la serie histórica de la Diputación de Gipuzkoa. Solo en 2006 y 2007 el crecimiento se aproximó a esa tasa -en ambos cursos se quedó en el 7,1%- pero ninguno alcanzó tal impulso. El avance de las ventas interiores de las empresas con sede social en Gipuzkoa fue notable, con un incremento del 9,5% en comparación con 2016.

Importaciones

Las importaciones también son una señal del empuje económico. Después del parón de 2016, en 2017 comenzaron a repuntar, una mejoría que continúa en 2018, con un 16,2% hasta febrero. Las compras se han incrementado tanto en los productos de consumo como en los destinados a la industria.

Esta aceleración de la economía ha provocado en paralelo una mejora en el empleo. Las empresas guipuzcoanas han incrementado las contrataciones en un 4,1%, con especial protagonismo de las dedicadas a los servicios (5,7%), seguido de las industriales (3,2%). En la construcción, sin embargo, se registró un débil 0,3%.

Los datos

Ventas interiores. 12,7%
El consumo interno ha tirado de las empresas vascas, con un crecimiento de las ventas del 12,7%
Importaciones. 16,2%
Las compras en el extranjero se han elevado el 16,2% hasta febrero, de las que el 15,6% se realizaron en la UE.
Servicios. 14,9%
Las ventas en el sector servicios se elevaron un 14,9%, el 7,2% en la industria y bajaron un 7,3% en construcción.

Los salarios también suben. La retribución media por persona ha aumentado un 0,7%. Los trabajadores más beneficiados han sido los de la construcción, con un 4,3%, en tanto que en la industria las nóminas se han incrementado un 1,9%, mientras que en los servicios la retribución media ha bajado un 1,2%. Un dato que llama la atención, dado el excelente comportamiento de las ventas del sector.

Estos datos positivos se suman a las previsiones del Gobierno Vasco, que ha revisado al alza la estimación de crecimiento de la economía de Euskadi en este ejercicio. Así, en principio se situó en el 2,5%, pero el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu avanzó el mes pasado que la tasa de crecimiento se eleva una décima y se sitúa en el 2,6%. El anuncio llegó un día después de que el Gobierno central revisara la previsión de crecimiento de la economía española, que ha pasado del 2,3% inicial al 2,7%.

El consejero también adelantó por primera vez la previsión para 2019, que se situará en el 2,2%. La estimación del Gobierno Vasco es que el crecimiento se modere el próximo año en línea con los cálculos del Ejecutivo central y también del Banco de España.

Si esa previsión se cumpliese, se crearían 13.000 nuevos puestos de trabajo, de forma que en el último semestre de 2019, el desempleo podría bajar del 10% en la Comunidad Autónoma Vasca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos