La venta de vehículos sigue a la baja en Gipuzkoa pese al arreón de octubre

La venta de vehículos sigue a la baja en Gipuzkoa pese al arreón de octubre

En el acumulado del año arrastra un descenso del 0,97%, aunque en el último mes repuntó un 17,73%, sobre todo por el canal de empresas

PILAR ARANGUREN SAN SEBASTIÁN.

El final del plan Pive sigue pesando como una losa en las matriculaciones de vehículos en Gipuzkoa, que pese al repunte registrado en octubre continúa acumulando en los diez primeros meses una comparativa negativa en relación al mismo periodo del año anterior. En concreto se anota un descenso del 0,97%. Y es además el único territorio vasco que aún no ha entrado en registros interanuales positivos, en contraste también con el conjunto del Estado, que en los diez primeros meses registra una subida del 7,3%.

Con todo, los datos de matriculaciones dados a conocer ayer por Anfac, Faconauto y Ganvam son esperanzadores para Gipuzkoa ya que tras varios meses de caídas, en octubre se anotan una subida del 17,73% en relación al mismo periodo del año anterior, lo que hace albergar la ilusión de que en la recta final del año se mantenga la tendencia y se pueda cerrar el ejercicio en tasas positivas respecto a 2016.

En concreto, el mes pasado se vendieron en nuestro territorio 1.056 turismos y todoterrenos frente a los 897 de un año antes. Un incremento que en esta ocasión se produce tanto en el canal de particulares (+12,6%) como en el de empresas (+44%), que es el que ha ido tirando en gran medida este año de las matriculaciones, tanto en el territorio como en el conjunto del Estado.

Esta es una realidad innegable y de hecho, las matriculaciones que realizan las empresas han ido ganando terreno y de qué manera, ya que si hace un año suponían el 30,80% de todas las ventas del territorio, en este ejercicio son ya cuatro de cada diez. De hecho, es el tirón de las empresas el que permite maquillar los resultados de todo el ejercicio, ya que mientras las ventas a particulares acumulan todavía un descenso del 3,6%, las destinadas a las empresas tienen una evolución positiva del 9,1%.

Las alquiladoras también están teniendo un mal comportamiento, con un descenso en los diez primeros meses del 45,9%, aunque sus cifras son prácticamente insignificantes; con 53 vehículos de los 9.987 del total matriculados hasta octubre en Gipuzkoa.

Por su parte, Bizkaia se anota en los diez primeros meses un aumento del 2,24% y Álava un 7,45%, con lo que en el conjunto de Euskadi el incremento es del 2,10% hasta alcanzar los 32.087 vehículos. En el conjunto del Estado la evolución octubre es similar a la del País Vasco, con una subida en lo que va de año del 7,3%.

Al igual que en Gipuzkoa el canal de empresas es el que está impulsando en mayor medida las matriculaciones, con un aumento del 14,3%, frente al 3,1% de los particulares. De hecho, el director de comunicación de Anfac, Adolfo Randulfe, destaca precisamente que las ventas a particulares no suben ni la mitad de lo que lo hace el mercado en su conjunto. Añade que este canal «debería tener un mayor vigor, ya que, al ser el de mayor volumen, un aumento en sus ventas contribuye a la necesaria renovación de un parque circulante que alcanza ya los doce años de edad media». Y todo ello pese a que en octubre el incremento registrado por los particulares ha sido del 11,1%, es decir, de dos dígitos, como destaca Randulfe.

Incertidumbre política

El presidente de Ganvam, Lorenzo Vidal de la Peña incide precisamente en la «recuperación de los particulares», aunque pone el acento en la incertidumbre política generada por el conflicto catalán, «que afecta de forma negativa a las inversiones y al consumo».

Vidal reclama «una solución rápida que garantice un escenario de confianza y estabilidad. Así, aseguraremos que la economía vuelva a crecer por encima del 2,5% y que el mercado catalán, que representa aproximadamente el 20% del PIB nacional y el 15% de las matriculaciones, siga haciendo una contribución positiva que permita mantener la cifra de cierre en 1,2 millones de unidades vendidas».

En octubre, las ventas han subido en Cataluña un 4,6% y en el acumulado del año las matriculaciones se incrementan un 6,9%, cifras en ambos casos inferiores a las del conjunto del Estado.

Raúl Morales, de Faconauto, remarca que pese a la inestabilidad, el mercado español ha continuado en el mismo nivel de meses atrás y espera que la situación vuelva a la normalidad y que los pedidos se recuperen en los concesionarios catalanes. En cualquier caso, apunta que los incrementos que se están registrando en el mercado estatal «son insuficientes si queremos que nuestro parque automovilístico se renueve, lo cual es prioritario». Por ello, insta a buscar fórmulas para mantener un crecimiento constante de dos dígitos.

Fotos

Vídeos