Uvesco creció el doble que el mercado y creó 500 nuevos puestos de trabajo el año pasado

Eulogio Sánchez, José Ramón Fernández de Barrena y Miguel Ángel Zamorano. / LUIS MICHELENA
Eulogio Sánchez, José Ramón Fernández de Barrena y Miguel Ángel Zamorano. / LUIS MICHELENA

El grupo de distribución, que tras su aterrizaje en Madrid prevé abrir allí 50 tiendas en los próximos diez años, invertirá 30 millones de euros en la zona norte en 2018

JULIO DÍAZ DE ALDA SAN SEBASTIÁN.

El grupo de distribución Uvesco -propietario de las enseñas BM y Super Amara- dio ayer cuenta en San Sebastián de su balance de 2017, un año en el que la firma irundarra logró crear 502 nuevos puestos de trabajo, de los que 174 surgieron en la zona norte, lo que se considera su cuartel general, y el resto en Madrid, donde desembarcó con la compra de la cadena Gigante.

La facturación se elevó hasta 703 millones de euros, lo que supuso un repunte del 8%; en realidad, la mitad de ese crecimiento se puede atribuir a su área de influencia (sobre todo, Euskadi y Cantabria) y el resto, al aterrizaje en el Foro. Comparando con el avance del 2,3% que la firma especializada Nielsen asigna al sector del gran consumo en nuestro entorno o al 3,7% estimado para el conjunto de España, se puede decir que Uvesco creció el doble que el conjunto del sector.

Los planes de la firma pilotada por José Ramón Fernández de Barrena pasan por invertir en el presente ejercicio al menos 30 millones de euros en distintas aperturas (algunas de ellas en Euskadi) y ampliaciones de tiendas ya existentes, así como crear otros cien puestos de trabajo en la zona norte, con lo que la plantilla superará los 4.500 trabajadores.

La facturación presupuestada para 2018 se sitúa en 740 millones de euros, lo que comporta una mejora interanual del 5%, de nuevo más del doble del crecimiento estimado para la economía española.

«Estamos orgullosos del comportamiento de la empresa, sobre todo porque los datos confirman el acierto de nuestro modelo y nuestra filosofía, basados en el producto fresco, el servicio al cliente y la amplitud del surtido», apuntó.

Sin olvidar la esencia y el indiscutido arraigo en sus zonas de origen, Uvesco tiene puesto el foco en Madrid, donde tras abrir brecha a mediados del pasado ejercicio se ha conjurado para inaugurar «al menos cincuenta nuevas tiendas en los próximos diez años», según detalló el directivo, que estuvo acompañado del director general adjunto, Eulogio Sánchez, y del director de gestión de tiendas y márketing, Miguel Ángel Zamorano.

Los tres explicaron la importancia de la 'pica' puesta en la ciudad de la diosa Cibeles, y revelaron que estudian todo tipo de crecimiento en la capital, «también el denominado inorgánico», en un claro mensaje a navegantes que se puede traducir como 'si hay nuevas oportunidades, compraremos algún operador local del estilo de Gigante'.

Sin embargo, Fernández de Barrena reconoció que el precio de los locales en Madrid ha comenzado a crecer y se acerca a los que se pueden encontrar en el País Vasco. Prueba de que el relevo en Gigante (se adquirieron 16 supermercados, dos de ellos en Ávila) ha sido exitoso es el incremento de las ventas en esa 'filial' madrileña, que se han disparado un 15%.

«Tenemos mucho margen de crecimiento y de mejora en Madrid, un mercado que es un poco más agresivo en precios en el área de seco (lo no fresco) y en el que alguna tienda abriremos este año», añadió.

Al repasar las aperturas más inmediatas, Fernández de Barrena recordó que para 2018 hay previstas cinco, repartidas entre Hondarribia (1), Cantabria (2, en Santander y Renedo de Piélagos), y en Logroño, al que se suma el ya inaugurado BM Rapid de la estación de autobuses de San Sebastián.

Sentido común

Precisamente, el directivo se refirió a los horarios de esta última tienda, criticados por los sindicatos, para insistir en que «hablamos de una pequeña tienda dentro de una estación que también abre los domingos y en la que los viajeros, a los que queremos dar servicio, pueden comprar dentro de una oferta de conveniencia». «Es cuestión de sentido común», apostilló.

El directivo, que recordó que Uvesco compró el año pasado a los proveedores locales por valor de 180 millones de euros, un 4% más, adelantó que parte de la inversión de 2018 servirá para mejorar las plataformas logísticas de Irun y Sámano (Cantabria). Con 22.000 usuarios de la 'app' de BM y unas ventas 'online' creciendo un 34%, aseguró, el grupo quiere «seguir creciendo en el ámbito digital». Además, Uvesco quiere abrir al menos tres supermercados franquiciados (BM Shop) para «apoyar a los emprendedores y fomentar el pequeño comercio», concluyó.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos