El lehendakari sitúa a la donostiarra Graphenea como «ejemplo a seguir»

Inauguración de los nuevos laboratorios de Graphenea / Arizmendi

De la Fuente, fundador de la firma, agradece los apoyos recibidos para «hacer realidad lo que fue un sueño»

JULIO DÍAZ DE ALDASan Sebastián

Es la última empresa del Parque Tecnológico de Miramón; tanto en ubicación –se sitúa al final del paseo Mikeletegi, pasadas las torres de Arbide–, como en lo que representa: una apuesta descarada e ilusionante por una tecnología completamente innovadora y con inmensas posibilidades de desarrollo. Graphenea, el sueño de un emprendedor con mayúsculas como es Jesús de la Fuente, se vistió ayer de gala para mostrar sus nuevas instalaciones en una jornada que contó con la presencia del lehendakari, Iñigo Urkullu. El jefe del Ejecutivo felicitó a la dirección y los trabajadores de la compañía que, afirmó, «es un ejemplo a seguir para las empresas vascas».

«La historia de Graphenea concita una ‘start-up’ puesta en marcha con talento e ilusión, el intraemprendimiento dentro del ecosistema vasco de investigación, la innovación, un proyecto internacional y ambicioso, así como la inversión y el apoyo de empresas tractoras; los materiales con los que está hecha la competitividad», resaltó.

«Sois el ejemplo de la necesidad de incentivar el desarrollo de nuevas empresas, que es en lo que está el Gobierno Vasco, por eso el programa Bind 4.0 es una apuesta de país», subrayó. «Es obligación del Gobierno Vasco –añadió– mantener una política industrial que refuerce ese ecosistema y que favorezca que empresas como Graphenea nazcan, crezcan y se desarrollen en Euskadi».

La jornada sirvió también para agradecer los muchos apoyos recibidos desde que aquel ‘loco’ santanderino y padre de tres hijos dejara su ‘cómodo’ puesto de consultor energético en una multinacional en Bilbao y llegara a San Sebastián con una idea bajo el brazo.

De la Fuente, quien reconoció que su sueño «se ha hecho realidad», recordó en especial al CIC NanoGune, pilotado por Txema Pitarke, o al BIC Berrilan Gipuzkoa. Y, cómo no, a quienes creyeron en la idea y la apoyaron desde el ámbito financiero; entre estos últimos, muchos de ellos presentes ayer en Miramón, citó a Repsol (que participa en el capital a través de un fondo de capital semilla, el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), el Gobierno Vasco, La Spri, la Diputación de Gipuzkoa y un reducido pero muy fiel grupo de inversores privados del País Vasco.

El plantel de Graphenea se vio ayer arropado por muchos de esos compañeros de viaje, ya que a la puesta de largo del laboratorio acudieron, entre otros, el diputado general, Markel Olano; la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia; el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia; la diputada de Promoción Económica de Gipuzkoa, Ainhora Aizpuru, y el secretario general de Adegi, José Miguel Ayerza.

También estuvieron presentes, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, quien en declaraciones a DV puso en valor la firme apuesta de la multinacional por «las empresas innovadoras de Euskadi en el ámbito de la energía o el almacenamiento»; el presidente de Petronor y de Tecnalia, Emiliano López Atxurra; la directora general de Innobasque, Leire Bilbao, o la presidenta de la red de parques tecnológicos del País Vasco, Itziar Epalza.

Excelencia

El diputado general de Gipuzkoa tomó la palabra para recordar la vocación del ente foral de «apoyar desde sus primeros pasos estos proyectos innovadores y que son clara muestra de la excelencia que existe en el territorio». Olano enfatizó que «existe ciencia de primer nivel» en Gipuzkoa, con instituciones como el DIPC, y que su gabinete defiende a ultranza la «colaboración público-privada» para arrancar y dar después soporte a historias de éxito como la de Graphenea.

El alcalde de Donostia tomó la palabra para explicar que «más allá de la postal» por todos conocida, el parque de Miramón y todo lo que allí acontece es también «una seña de identidad de la ciudad y un punto de referencia en lo referido a la innovación y el conocimiento». «Es un lugar que siempre recomiendo visitar», desveló.

Líder mundial

Jesús de la Fuente repasó de manera somera la historia de Graphenea y puso el foco en el crecimiento que ha experimentado en relativamente poco tiempo la que es ya –y esto conviene ponerlo en valor– la «líder del sector del grafeno en todo el mundo, con una cuota de mercado del 15% en un segmento que mueve al año en total unos 15 millones de euros». «Nuestro primer cliente fue Nokia, allá por 2011, y hoy tenemos 600 compradores de 55 países, sobre todo investigadores, empresas y centros tecnológicos», dijo.

El responsable último y ‘alma mater’ de la firma no quiso dejar pasar la ocasión de agradecer el trabajo y la ilusión de la plantilla de Graphena. «Esto es una historia compartida en la que la clave es y ha sido siempre el talento y la visión de mercado», resaltó, para citar expresamente a la bergaresa Amaia Zurutuza, directora científica de la firma. El grafeno (que ya existía en la naturaleza aunque dispuesto en miles de capas en el grafito) es un nuevo material que empieza a tener ya utilidad en ámbitos como el almacenamiento de energía, los semicoductores, los fotosensores o los polímeros.

Fotos

Vídeos