Urkullu defiende un nuevo modelo de empresa participativo y sin confrontación

DV VITORIA.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, se mostró partidario de impulsar un nuevo modelo de empresa «más participativa e inclusiva», que favorezca la «implicación» de todos los integrantes de la entidad y que supere las fórmulas «jerárquicas» basadas en la «confrontación de intereses».

Urkullu clausuró ayer en Vitoria la Asamblea General de la Agrupación de Sociedades Laborales de Euskadi (ASLE), en la que reivindicó el cooperativismo y las sociedades laborales como un modelo que sitúa a la persona y a la responsabilidad individual y colectiva «en el centro» del proyecto empresarial. El lehendakari, que destacó que Euskadi ha sido «pionera» en el desarrollo de este modelo, advirtió de que la competitividad de las empresas no solo se ha de basar en los costes, sino que debe residir, de forma prioritaria, en «la diferenciación, la calidad y el conocimiento».

Urkullu subrayó que en este momento «de cambio», ASLE representa «un modelo de referencia». Según indicó, las entidades agrupadas en este organismo lograron el año pasado un «avance» en resultados, facturación y generación de empleo. Además, incidió en que las sociedades laborales reúnen unos «valores propios, como la cooperación, participación, compromiso, responsabilidad y voluntad de superación».

El lehendakari consideró que en este momento se abre la oportunidad de lograr un «cambio» en el ámbito empresarial, una modificación que se debería orientar hacia la superación de «las fórmulas jerárquicas basadas en la confrontación de intereses». El nuevo modelo -añadió- debería «favorecer la participación de todas las personas y la cooperación entre empresas e instituciones. Este es un reto colectivo de País», remarcó. Urkullu rememoró la figura de Arizmendiarreta y aseguró que el Gobierno Vasco hace suyo «este compromiso en favor del impulso de un modelo competitivo, social y humanista».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos