Urkullu pide acabar con el tradicional enfrentamiento entre patronal y sindicatos

El lehendakari Urkullu y el presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño. //IGNACIO PÉREZ
El lehendakari Urkullu y el presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño. / / IGNACIO PÉREZ

Defiende el acuerdo sobre formación firmado con Confebask y pide a las organizaciones sindicales que vuelvan a la mesa de diálogo social

MANU ÁLVAREZ

El lehendakari ha hecho este miércoles un llamamiento para terminar con el enfrentamiento clásico entre patronal y sindicatos y superar incluso el lenguaje de «confrontación» para pasar a hablar más de «colaboración». Urkullu se ha dirigido en estos términos a varios centenares de empresarios vascos reunidos en el Palacio Euskalduna de Bilbao, con motivo de la celebración de la asamblea anual de la organización empresarial, Cebek. El lehendakari se ha referido también en términos positivos al reciente acuerdo alcanzado con la patronal Confebask en torno a la formación y la adecuación profesional de los vascos, que ha generado una notable tensión con los sindicatos UGT y CC OO. En la misma línea, ha pedido a estos dos sindicatos que abandonaron la mesa de diálogo social en protesta por la firma de ese acuerdo que vuelvan a ese foro para superar las diferencias y a los que no están -ELA y LAB-, que se incorporen.

«Las organizaciones y las empresas tenemos que avanzar –ha señalado- y debemos adecuarnos al nuevo tiempo. No resulta eficiente afrontar el siglo XXI con modelos de empresa y relaciones laborales derivados de la pasada revolución industrial. Concepto como mano de obra, patronal y confrontación del capital y del trabajo responden a esquemas del pasado», ha señalado.

Iñaki Garcinuño, presidente de Cebek, también ha hecho un llamamiento a dejar «a un lado la confrontación» entre empresarios y sindicatos y ha saludado la presencia del secretario general de la UGT de Euskadi, Raúl Arza, en el acto empresarial. «Nuestras relaciones no pasan por el mejor momento -ha admitido Garcinuño- pero debemos ser tenaces en la búsqueda del consenso. La propia presencia del secretario general de UGT -ha dicho el representante empresarial vizcaíno- es un valor en sí mismo«.

El lehendakari también se ha referido a la necesidad de mejorar las condiciones salariales y laborales de los trabajadores. «El factor humano es la clave de nuestra competitividad. Si esto es así y, considerando lógicamente la situación de cada empresa individual, creo que corresponde hacer un esfuerzo para consolidar el proceso, ya iniciado este año por muchas empresas, de adecuar la remuneración de los recursos humanos. Este es un proceso que debe tener continuidad porque mejorar la calidad del empleo y transformar los contratos temporales en indefinidos significa arraigar la idea de la empresa como proyecto común. Si tenemos mejor empleo tendremos mejores empresas, más competitivas, comprometidas y consolidadas», ha trasladado Urkullu a los empresarios reunidos en el acto de la patronal vizcaína.

Recuerdo para los empresarios asesinados y secuestrados

Urkullu se ha sumado también a las señales de optimismo que desgranan estos días los empresarios vascos, a la vista no solo del buen comportamiento de la economía en el País Vasco durante el pasado año, sino también ante las perspectivas de mejora de las ventas a corto y medio plazo. Ha reiterado que el objetivo del Ejecutivo de Vitoria es cerrar esta legislatura con una tasa de desempleo inferior al 10% -supone incrementar en 37.000 personas el número de afiliados a la seguridad social- pero ha lanzado el reto de recuperar una parte del tejido empresarial que se ha perdido en la crisis y que aún no se ha recuperado. Así, ha cifrado en 5.000 el número de empresas que es necesario crear para recuperar el nivel que existía antes de comenzar la crisis. El lehendakari ha dejado claro que pese a la positiva evolución de todos los indicadores económicos, el Gobierno «no dará por superada la crisis hasta recuperar todos los empleos perdidos».

Por último, en relación al acuerdo para la formación y la cualificación firmado con la patronal, Urkullu ha lanzado un mensaje integrador. «El acuerdo -ha señalado- está abierto. Reitero nuestra voluntad de sumar, de favorecer la participación de otras organizaciones y agentes sociales».

Iñaki Garcinuño, por su parte, ha cerrado su intervención ante los empresarios asistentes a la asamblea anual con un recuerdo hacia las personas que sufrieron las consecuencias de la violencia terrorista de ETA y «especialmente -ha dicho- es necesario tener presente a los 49 empresarios asesinados, a los 52 que fueron secuestrados y a las miles de personas que fueron extorsionadas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos