La unidad de acción que fraguaban ELA y LAB se resiente en las últimas semanas

La participación de la central abertzale en la mesa sobre la brecha salarial y la firma de varios convenios de Educación crispan la dinámica conjunta

PILAR ARANGURENSAN SEBASTIÁN.

«Cada vez que estamos juntos nos queremos más». Lo dijo el secretario general de ELA, Adolfo 'Txiki' Muñoz, en una comparecencia conjunta con su homóloga de LAB, Ainhoa Etxaide, el 20 de enero de 2017. Ambos dirigentes y centrales vivían un momento dulce en sus relaciones sindicales y también en la pretendida unidad de acción sindical que estaban tratando de fraguar desde finales de 2016.

En aquel momento ambos secretarios generales mostraron mucha complicidad en una puesta en escena en la que explicaron la estrategia conjunta que querían llevar a cabo en el ámbito de la negociación colectiva, uno de los pilares sobre los que se pretendía asentar esa unidad de acción. El otro era la necesidad de abordar un proceso unilateral hacia la plena soberanía vasca para afrontar, entre otras, las políticas sociales, fiscales o industriales sin la subordinación hacia la hoja de ruta marcada por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Pues bien, a lo largo de 2017 ambas centrales han ido dando pasos para avanzar en esa línea de trabajo. Pero en las últimas semanas han surgido discrepancias entre ambas centrales como ha quedado patente públicamente. La primera fue la decisión de LAB de participar en la mesa en la que se abordó la brecha salarial -el pasado 21 de febrero-, junto con CC OO, UGT, Confebask y el Gobierno Vasco. Un foro del que renegó ELA. El propio 'Txiki' Muñoz se encargó además de decir públicamente que había propuesto a la central abertzale una estrategia compartida desde la premisa de no acudir a dicha mesa, un planteamiento que no aceptó LAB.

Esta decisión no sentó nada bien entre las filas del sindicato nacionalista, pese a que quisieron quitar hierro públicamente al desmarque. La segunda discrepancia ha surgido esta misma semana y también en el ámbito de la negociación colectiva. En concreto, LAB se ha descolgado de las huelgas convocadas junto con la central nacionalista en tres sectores de la educación pública: Educación Especial, Limpieza y Cocinas y Haurreskolas, tras firmar convenios en dichos ámbitos. En el primer caso lo ha hecho con CC OO, en el segundo con CC OO y UGT y en el tercero en solitario.

«Sin huelgas, y con la desmovilización, no es posible una acción estratégica con LAB» ADOLFO 'TXIKI' MUÑOZ

«Es muy preocupante que justifique la firma por la responsabilidad política al ser mayoritario»

Un descuelgue que ha provocado en este caso una dura reacción pública por parte de 'Txiki' Muñoz, quien quiso dejar claro ayer que «sin huelgas no es posible una acción estratégica con LAB». Así, titulaba una entrada en su blog, en la que señalaba que «el conflicto, la acción, la praxis... son elementos esenciales para un sindicalismo reivindicativo. Sin una praxis, donde la huelga debe ser un elemento esencial, el sindicalismo se queda en la mera retórica. Sin conflicto y huelgas no es posible dar marha atrás a los recortes, ni ser efectivo en la lucha contra la precariedad. Mal vamos si la huelga se le atraganta al movimiento sindical», destacaba.

El secretario general de ELA consideró una «muy mala noticia» que LAB decidiera descolgarse de la huelga, una medida que, a su entender, no se justifica por los contenidos firmados. Además, ve «muy preocupante» que la central abertzale justifique dicha medida «por la responsabilidad política que le corresponde al ser la primera fuerza en esos sectores».

Txiki Muñoz añade que les preocupa «mucho» lo que ha hecho LAB, porque «si el objetivo de la central abertzale es desmovilizar, no es posible una acción estratégica con ellos». Finalmente, destaca que el sindicalismo reivindicativo se construye desde una práctica concreta, desde la acción reivindicativa. «En ese camino es posible el encuentro y la acción estratégica; fuera de él, no».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos