Ulma hace historia al lanzar una emisión de 50 millones de euros en pagarés

Un trabajador de Ulma Piping realiza controles de calidad en una gigantesca brida.

La firma protagoniza la nueva filosofía financiera del Grupo Mondragón, al acudir al mercado en lugar de a los bancos o a la propia Corporación

JULIO DÍAZ DE ALDASAN SEBASTIÁN.

Pedro Ugarte, Esteban y Julián Lizarralde, Isidro Mendiola, Ignacio Maiztegui y Julián Ayastui. Lo normal es que no le suenen de nada, pero pruebe a juntar la primera letra de estos apellidos, los de los seis jóvenes mecánicos que allá por 1961 fundaron en Oñati Talleres Ulma S Coop., que en sus inicios se dedicó a la maquinaria para envolver cocholate. Ellos hicieron historia, y la cooperativa que fundaron lo ha vuelto a hacer. Al menos en cierto modo, pues se ha convertido en la primera en romper barreras casi atávicas en la gran Corporación industrial vasca para, en un movimiento sin precedentes, buscar financiación en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) y no en los bancos o en el propio conglomerado con sede en Arrasate.

Se trata de un acercamiento evidente al modo de funcionar de las empresas de capital tradicionales. Sirva como prueba que compañías vascas como MásMóvil, Tubacex o Gestamp tienen vivas emisiones de este estilo.

100.000 euros

será el valor nominal de cada pagaré de Ulma, con lo que el número máximo de esos papeles 'vivos' no podrá exceder en cada momento de 500. El plazo de amortización no podrá superar los 24 meses.

La firma de Oñati -en realidad una cooperativa de segundo grado, formada por otras cooperativas, llamada Ulma Inversiones- ha registrado ante las autoridades financieras el folleto de una emisión de pagarés con la que podrá captar hasta 50 millones de euros.

De este modo, el Grupo Ulma podrá financiar su crecimiento (orgánicio o inorgánico) mediante la comercialización en el MARF de 'papelitos' de 100.000 euros de valor nominal cada uno a un tipo de interés aún por determinar y por un plazo máximo de 24 meses. El programa de pagarés ha sido coordinado por la Banca March, mientras J&A Garrigues ha jugado el papel de asesor legal de Ulma.

Con este movimiento hablamos de la personificación de la nueva filosofía financiera aprobada por el Congreso del Grupo cooperativo de 2016, que tras una intensa reflexión abrió la mano y permitió a Ulma (y a cualquier división que así lo decida) abandonar la cobertura del tradicional vehículo encargado de los proyectos de crecimiento (Mondragón Inversiones) para, haciendo 'tabula rasa' con aquel, iniciar el camino de su propio Fondo de Expansión Divisional (FED).

Eso es lo que ha hecho Ulma al crear (el 7 de julio del año pasado) Ulma Inversiones S Coop, que es la que emite esta novedosa deuda corporativa. ¿Quién compone esa sociedad y, por ende, responde de esos pagarés? Pues las distintas cooperativas que componen el Grupo Ulma. En concreto, Ulma CyE, Ulma Packaging, Ulma Agrícola, Ulma Conveyor Components, Ulma Forja, Ulma Hormigón Polímero, Ulma Manutención y Ulma Servicios de Manutención, así como las cooperativas mixtas de trabajo asociado, Ulma Embedded Solutions y Ulma Safe Handling Equipment. De este modo, Ulma Inversiones gestionará ese Fondo de Expansión Divisional que a partir de ahora distinguirá a la firma de Oñati del resto de integrantes de la Corporación. Las cooperativas miembro de este nuevo gestor de inversiones imitarán la manera de nutrir la caja común que ya desarrollaban con Mondragón Inversiones.

Fondos

Según ha podido confirmar , aportarán al emisor de los pagarés el equivalente al 7% de los excedentes brutos positivos de cada ejercicio; el 5% como inversión y el 2% como subvención a fondo perdido. En definitiva, el dinero que antes iba hacia arriba ahora se queda en la división. Ulma Inversiones, según el folleto registrado en el MARF, nace con un capital social de 16.662.617 euros.

Los garantes del pago

¿Quién responde?
Las cooperativas del Grupo Ulma garantizan el pago, que corresponde en primera instancia a Ulma Inversiones. Ese respaldo llega de filiales como Agrícola, Conveyor Components, CyE, Forja, Hormigón-Polímero, Manutención, Packaging o Servicios de Manutención.

¿A qué se dedicará ese instrumento? La documentación oficial explica que Ulma Inversiones podrá, entre otras cosas, promover nuevas cooperativas o actividades en aquellas que ya existan. También podrá crear o comprar sociedades mercantiles, así como invertir o comprar títulos de renta fija o variable.

A la hora de 'desnudarse' annte el mercado de capitales (cosa obligatoria, por otra parte, si se quiere emitir deuda), Ulma explica a los posibles inversores que es «uno de los mayores grupos empresariales del norte de España con presencia en más de 80 países (entre otros, Estados Unidos, Canadá, Brasil, Chile, Argentina, México, Francia, Portugal, Emiratos Árabes, Sudáfrica, Italia, Polonia, Rusia, Alemania y Rumanía)». Del mismo modo, el grupo de Oñati recuerda que cuenta «con cerca de 4.500 profesionales, representando el mercado exterior en el ejercicio 2015 un 71,77% en términos de ventas totales y un 74,96% en 2016 (frente al 52,22% en el ejercicio 2008)».

Según el folleto, la cifra de negocios del grupo ascendió el año pasado a 671 millones de euros. Los planes estratégicos apuntan a que las ventas totales crecerán en el presente ejercicio un 8% hasta los 725 millones de euros.

Fotos

Vídeos