Pablo Llanos: «El trato con los empleados a veces es más complicado que con los clientes»

Pablo Llanos tuvo que llevar a cabo una formación para dirigir la empresa que fundó./SARA SANTOS
Pablo Llanos tuvo que llevar a cabo una formación para dirigir la empresa que fundó. / SARA SANTOS
Pablo Llanos, fundador y gerente de Eltein Ingeniería

El fundador de la empresa de Astigarraga decidió «coger las riendas» de su vida y fundar una empresa para «no depender de terceros». Ahora no volvería a trabajar por cuenta ajena

ION FERNÁNDEZASTIGARRAGA.

Eltein Ingeniería se dedica a instalar y mantener servicios tecnológicos para Pymes, especialmente a tiendas, franquicias y al sector de la hostelería. Conexión a wifi, cajas registradoras, sistemas de control de efectivo... «Todo avances para facilitar el día a día de cada negocio», explica Pablo Llanos, fundador y gerente de la empresa de Astigarraga. En este camino siguen dando pasos y este enero la compañía suma un hito más a su historia: abre una delegación en Barcelona. «Queríamos ponerla en marcha hace meses, pero el trabajo nos ha llevado a ir retrasando la apertura», concreta el emprendedor. Eso sí, «llevamos tiempo teniendo actividad» en la Ciudad Condal, aunque «ahora ya tenemos una sede física».

- ¿Todavía falta por llegar la tecnología a muchos negocios?

2009
año de fundación.
La empresa de Astigarraga cuenta con 14 trabajadores y cuatro socios directivos
.
2009
Actividad
Tecnología
Soluciones para modernizar comercios y pymes. Instalación de medios de pago, control de efectivo, wifi para clientes...

- Muchas Pymes carecen de una tecnología que les podría ayudar en su día a día. Pequeños establecimientos de los sectores de la hostelería y la hotelería son muy tradicionales. Mantienen dispositivos ya antiguos. Pero son negocios en los que se podría innovar mucho para facilitar su trabajo. Les cuesta dar el paso, pero hay capacidad. Luego, están las franquicias, que se encuentran bajo el amparo de una marca que les ofrecen muchas cosas, pero otras que no. Finalmente, nos encontramos con el sector de la Educación. Cada vez más colegios y academias se interesan en facilitar a sus alumnos una red wifi.

«En muchos negocios hosteleros la tecnología adecuada les ayudaría en su día a día»

- ¿Hay mucha gente desconcertada en este campo?

- Muchos emprendedores buscan incorporar a sus negocios toda la última tecnología. Quieren tenerlo todo, aunque desconozcan si lo necesitan. No requieren llegar a ese nivel, porque no les va a facilitar su trabajo. Hay que decirles: «Tranquilo. Yo te voy a indicar primero lo que no necesitas. Luego, ya veremos que es interesante para ti». También están las personas que han visto o escuchado que en otros establecimientos han colocado un nuevo dispositivo 'muy moderno'. No saben muy bien para qué se utiliza y se encuentran perdidos. Tienen la incógnita de si les resultará beneficioso. A estos hay que animarles: 'vamos para adelante que te va a venir bien'.

- ¿Cómo se le hace comprender a una persona que una tecnología resultará útil para su negocio?

- Anunciarse en internet resulta fácil. Lo complicado es darse a conocer en el mundo real e ir puerta por puerta. Hay que hacer mucho trabajo de calle y mostrar a cada comercio, bar, restaurante... las soluciones que les aportaría un dispositivo tecnológico. Esta labor y un buen servicio traen consigo más actividad. El boca a boca funciona: en otros negocios observan sus beneficios y se interesan por ello.

- Pero no hay que excederse con la tecnología.

- Eso es. Al final, la tecnología se debe adaptar a la forma de trabajar de una persona en su negocio. No al revés. Nadie tiene que cambiar su día a día por el hecho de haber instalado un nuevo dispositivo más avanzado, a no ser que su rutina no sea la adecuada. No hay que variar los hábitos, por lo menos los buenos.

- Han puesto en funcionamiento una delegación en Barcelona, ¿por qué se han decantado por ello?

- Observamos que cada vez teníamos más clientes allí. También consultamos en la asociación de hostelería de allí y, según sus datos, al día se abren cuatro establecimientos en Barcelona. Por ello, decidimos tener más presencia allí. No obstante, en Eltein Ingeniería tenemos claro que no queremos subcontratar a otras empresas para que hagan nuestro trabajo. Queremos hacerlo nosotros. Todo ello, nos llevó a buscar disponer allí una delegación.

- ¿Qué le animó a fundar Eltein Ingeniería?

- Antes de crear esta empresa, trabajé en una compañía de Madrid dedicada a la seguridad informática. En 2008, con el inicio de la crisis económica, me empezaron a proponer tareas que no me motivaron. Por eso, decidí volver a casa, a San Sebastián. En el aspecto laboral, quise coger las riendas de mi trayectoria y no depender de terceros en una época convulsa. Esto me llevó a emplear toda mi experiencia en fundar Eltein Ingeniería con un compañero. Al poco tiempo, ya teníamos mucho trabajo, por lo que incorporamos un nuevo socio. Más adelante, se incorporó un cuarto.

- Entre cuatro socios, ¿cómo se consigue marcar la dirección de una empresa?

- Resulta muy complicado. En este aspecto, al inicio pecamos de no ser empresarios y desconocer este mundo. Las primeras decisiones las tomábamos votando los cuatro por igual, pero nos dimos cuenta que esta fórmula no era operativa. Entonces, nos decantamos por llevar a cabo una estructura más jerárquica. Yo me hice cargo de la gerencia, y los otros tres de una sección cada uno. Así, las decisiones las adoptamos entre dos: yo como gerente y el encargado de la sección. Luego, cuando nos juntamos los cuatro ya cada uno da cuenta de su área.

- ¿Qué aprendizaje ha llevado para dirigir Eltein Ingeniería?

- Me ha tocado realizar una formación muy completa en todos los aspectos, con diferentes cursos y programas. He tenido que aprender cosas que nunca me había imaginado, aunque en el sector de los recursos humanos y liderazgo me vi con más destreza, porque cogí muchas nociones de mi faceta como entrenador de baloncesto. Es complicado llevar una empresa y se complica cuanto más grande es. Muchas veces es más complicado el trato con los empleados que con los clientes.

- ¿Se arrepiente alguna vez de no volver a trabajar por cuenta ajena?

- Cuando estoy muy cansado físicamente. Hace muy poco, me ofrecieron trabajar como jefe del servicio técnico de las pantallas del aeropuerto de El Prat. Me lo planteé, pero valoré lo que supone trabajar por cuenta propia y ajena, y opté por seguir apostando por Eltein Ingeniería.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos