912 trabajadores de Gipuzkoa ganan más de 180.000 euros al año

912 trabajadores de Gipuzkoa ganan más de 180.000 euros al año

Los contribuyentes que declaran más ingresos en el IRPF se disparan un 28%

DAVID TABERNA

Es época de declaración de la Renta, un tiempo precioso para recordar cuánto dinero de la nómina se queda Hacienda todos los años. Para algunos contribuyentes su declaración puede resultar incluso una auténtica revelación, el resultado les hará ver una luz que nunca llegaron a intuir a lo lejos. ¿Y si resulta que ganar más no compensa? Ya saben, les suben el sueldo, llaman a sus parejas, lo celebran con sus amigos y luego llega Hacienda tocando el trombón y resulta que les quita la sonrisa rápidamente. Es ley de vida, el equilibrio de la galaxia para lograr un reparto más igualitario y una sociedad más justa. Más salario, mayor tipo impositivo. En esa lista de contribuyentes desencantados habrá de todo: rentas bajas, medias y, por qué no decirlo, también altas, muy altas, superiores, que descubren que el fisco les retiene casi la mitad de lo que ganan. Pocos entenderán sus lamentos.

En esa privilegiada lista figuran un puñado de trabajadores con nóminas XXXXXL. ¿En Gipuzkoa? Más de 900 trabajadores (912 según los últimos datos que el fisco tiene registrados públicamente) que tienen un salario anual que supera los 180.000 euros. En los últimos años, el 'club Bilderberg' se ampliado. Los contribuyentes que superan ese nivel de ingresos en su declaración de la Renta (también sumando las rentas de capital) llegan a los 1.069, un 28% más que cuando la crisis tropezó de nuevo en 2012.

En realidad esa barrera de 180.000 euros es más bien testimonial. Sus declaraciones de Renta recogen ingresos superiores a los 400.000 euros de media, aunque gran parte de esa bolsa procede de rentas diferentes a las del trabajo. Pero si se pone el foco estrictamente en las nóminas laborales, hay más de 900 guipuzcoanos cuyos salarios anuales superan los 30 millones de las antiguas pesetas. Es decir, entre todos ingresan un salario que supera los 164 millones de euros anuales. Son la cúspide de la pirámide. El top de los tops. Para alcanzar ese nivel de ingresos por rentas de trabajo en la base, se necesitan 21.000 guipuzcoanos que apenas ganan de media en sus trabajos unos 8.000 euros anuales. En otras palabras, 21.000 frente a 900.

Eso es un territorio como Gipuzkoa donde los desequilibrios, que los hay y son evidentes, son menos traumáticos que en otras latitudes no tan lejanas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos