Lo Social del TSJPV adecuará las sentencias al nuevo criterio, según su presidenta

Garbiñe Biurrun considera que las dos sentencias dan un «vuelco total y zanjan de raíz la cuestión de las indemnizaciones»

Pilar Aranguren
PILAR ARANGUREN SAN SEBASTIÁN.

La presidenta de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Garbiñe Biurrun, sala que fue pionera en aplicar el criterio anterior del Tribunal de Justicia de la UE y en extenderlo a otros casos, aseguró ayer a este periódico que las dos nuevas sentencias del tribunal europeo suponen «un vuelco total y zanjan de raíz la cuestión de las indemnizaciones entre empleados fijos, temporales e interinos».

Aunque el TJUE tiene que pronunciarse todavía respecto a una cuestión prejudicial planteada por el Tribunal Supremo en relación al caso original que dio pie a la sentencia del 16 de septiembre de 2016, Biurrun entiende que con estos dos nuevos fallos el tribunal europeo aclara su postura y deja ya poco margen a que se pueda realizar una interpretación diferente salvo que se plantee alguna cuestión de inconstitucionalidad por discriminación entre trabajadores temporales e interinos, ya que los primeros tienen derecho a una indemnización de doce días y a los segundos no les corresponde nada, según la legislación española. La magistrada considera que en este momento la cuestión prejudicial del Tribunal Supremo «ha perdido todo su interés u objeto», ya que cree que el tribunal europeo podía haber acomodado estas sentencias con la cuestión prejudicial y no lo ha hecho.

Biurrun afirma, por lo tanto, que la Sala de lo Social del TSJPV adecuará a partir de ahora sus sentencias al nuevo criterio marcado por el tribunal europeo. Las que son firmes no tienen vuelta atrás, pero el resto tendrán una resolución diferente. En su opinión, el nuevo criterio afecta tanto a los trabajadores temporales como a los interinos. Pero considera que tendría que ser el legislador el que unificara las indemnizaciones de ambos tipos de contratos.

Rosa Virolés, magistrada de la Sala IV del Supremo -sección que presentó la cuestión prejudicial del caso original-, entiende, sin embargo que las dos últimas sentencias «no terminan de zanjar de forma definitiva la cuestión ya que el TJUE lo liga a las circunstancias en las que se produce el contrato, lo que tendrá que ser interpretado por los tribunales en cada caso». Además, apunta que en el caso original «se trataba de una concatenación de contratos de un trabajador interino, cuestión que no se produce en el que ha dado lugar a una de las sentencias dadas a conocer ayer». Por ello, señala que habrá que esperar a que el tribunal europeo se pronuncie sobre el primer caso.

Desde el Departamento vasco de Gobernanza Pública y Autogobierno señalaron que «el tiempo nos ha dado la razón», ya que el Gobierno Vasco decidió en su día «actuar con prudencia y esperar a que hubiera una doctrina clara».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos