Ingenierías y Formación Profesional técnicas coparán este año el 60% del nuevo empleo

Estudiantes de Ingeniería y empresas se reúnen en una feria de empleo organizada por Tecnum en San Sebastián./LUIS MICHELENA
Estudiantes de Ingeniería y empresas se reúnen en una feria de empleo organizada por Tecnum en San Sebastián. / LUIS MICHELENA

Estos perfiles no dejan de ganar peso en la cartera de necesidades de las empresas del País Vasco. En dos años la demanda de operarios cualificados y de personal técnico ha pasado del 46% al 59% del total del empleo requerido en Euskadi

JULIO DÍAZ DE ALDASAN SEBASTIÁN.

Las organizaciones patronales de Euskadi (Confebask, Adegi, Cebek y SEA) llevaban ya tiempo alertando del enorme hándicap al que se enfrentan sus asociados a la hora de encontrar candidatos cualificados para incorporar a sus empresas y, por ende, del peligro de que esta salida de la crisis que vive Euskadi no sea tan vigorosa, firme y sostenida como pudiera ser de existir esa cantera. También distintas consejerías del Gobierno Vasco habían lanzado un mensaje similar. Pero no fue hasta este lunes -en la firma de un histórico acuerdo entre ambas partes para, juntos, favorecer el acceso al empleo y la formación en Euskadi- cuando las propias empresas pusieron negro sobre blanco sus necesidades o, lo que es lo mismo, las oportunidades que los jóvenes del país tienen frente a sí.

En los próximos tres años, el tejido productivo vasco necesitará 100.000 profesionales, de los cuales más del 60% serán profesionales técnicos o perfiles científico-técnicos, procedentes tanto de la Formación Profesional (FP) como de la Universidad. Las oportunidades están ahí, lo que no queda tan claro es que exista tanta oferta como demanda o, lo que es lo mismo, que sean finalmente los jóvenes de Euskadi los que se suban a la ola de la recuperación o haya que buscar esos profesionales fuera de nuestras fronteras.

«Podemos tener que acabar buscando a esos trabajadores fuera, es muy probable», alertaba recientemente el presidente de Adegi, Pello Guibelalde, que recordaba que «es responsabilidad de todos» el animar a los jóvenes a tomar sendas formativas con una salida profesional garantizada.

¿Y cuáles son esos perfiles? Según las patronales vascas, cuyos asociados prevén firmar 30.425 contratros este mismo año, los operarios cualificados supondrán el 31,8% de la demanda, que sumado al personal técnico de producción (27,4%) ofrece un 59,2% del total requerido. El cambio del tejido productivo vasco y la velocidad a la que se tecnifican las empresas y el 4.0 deja de ser un concepto extraño para ser una realidad que se aprecia claramente al comparar ese casi 60% con el 46% que el mismo estudio ofrecía en el año 2016. Traducido a número de personas, Confebask estima que ese grupo de candidatos alcanzará los 18.000 profesionales, en un escenario en el que pierden protagonismo perfiles como el personal administrativo, los mandos intermedios o los jefes de taller.

El camino correcto

La gran encrucijada vital de muchos jóvenes tiene forma de carrera profesional. ¿Formación Profesional o Universidad? ¿Ingeniería o Filología? Los datos del estudio sobre demanda de las patronales no dejan mucho margen a la improvisación. Los ciclos de fabricación mecánica (28,3%), Electricidad y Electrónica (17,4%), Instalación y Mantenimiento (15,6%) e Informática y Comunicaciones (7,9%) representan un 69,2% de las ofertas de este año.

Eso son 10.142 estudiantes de Formación Profesional que, en teoría, tendrían a sus pies una alfombra roja en las empresas de Euskadi. Por el contrario, la demanda cae (respecto a la expresada por las compañías en 2016) en Administración y Gestión o en Edificación y Obra Civil.

Solo 1.075 empleos de los más de 30.000 previstos en este ejercicio serán para candidatos sin formación

En 2018, las empresas vascas esperan fichar a 10.142 graduados de FP y a 5.200 ingenieros

La duda de uno u otro camino siempre estará ahí, aunque no es menos cierto que el propio viceconsejero de Formación Profesional, Jorge Arévalo, mostraba recientemente en estas páginas su procupación porque, explicaba, «no podemos dar respuesta al tejido productivo». «Ahora las empresas necesitan trabajadores con una cualificación alta, en empleos que son de mayor calidad que en otros sectores, con mejores sueldos, pero necesitamos más personas», alertaba.

¿Y en la Universidad? Aquí tampoco hay dudas, son las Ingenierías las carreras con mayor salida profesional. El documento de Confebask y sus asociadas territoriales subraya que «seis de cada diez universitarios que se prevén contratar este año serán ingenieros, incluidos los de la especialidad informática, para los que se espera una demanda de más de 5.200 profesionales». Ese número es un 38% superior al que las mismas compañías reclamaban en el año 2016.

Más allá de este tipo de formación también hay esperanza, pero también menos oportunidades. Para quienes tengan solo el título de bachillerato, por ejemplo, se reserva el 9% de las ofertas de empleo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos