Artolazabal asegura que el Plan de Empleo tiene como principio transversal atajar la brecha salarial

Beatriz Artolazabal en la comisión parlamentaria. /DV
Beatriz Artolazabal en la comisión parlamentaria. / DV

La consejera de Empleo afirma que se está trabajando para que en los planes locales de empleo el 40 % de las contrataciones, como mínimo, sean para mujeres

AGENCIAS

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha asegurado que el Plan de Empleo 2017-2020 diseñado por el Gobierno Vasco incluye como "principio transversal" acciones de equidad de género para eliminar la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Artolazabal ha explicado en una comisión parlamentaria las líneas estratégicas del Plan de Empleo 2017-2020, cuyo contenido ya expuso el pasado 28 de noviembre, cuando el Consejo del Gobierno Vasco aprobó este documento, que se articula en 35 líneas de actuación en nueve ámbitos.

El plan presta especial atención a la plena incorporación al mercado laboral de las mujeres en igualdad de condiciones que los hombres, ha incidido la consejera, quien no ha detallado las acciones concretas previstas en este ámbito, aunque sí ha anunciado que se está trabajando para que en los planes locales de empleo el 40 % de las contrataciones, como mínimo, sean para mujeres.

Pla de Empleo 2017-2020

En este sentido, desde la oposición, Jon Hernández (Elkarrekin Podemos) ha criticado que el plan carezca de acciones de perspectiva de género, mientras que Nerea Kortajarena (EH Bildu) ha dicho que este asunto ocupa "muy poco" espacio en el documento y además no menciona a Emakunde como uno de los departamentos vascos que se implicará en el desarrollo del plan, lo que ha negado Artolazabal.

El objetivo que se ha marcado el Gobierno Vasco es que la tasa de paro en Euskadi se sitúe por debajo del 10 % en el último trimestre de 2020 y las diferentes acciones desgranadas en el plan prevén movilizar a través de distintas dotaciones presupuestarias unos 1.180 millones de euros.

El mayor volumen, 347 millones euros, irá dirigido a programas Renove de rehabilitación; 301 millones a incentivos para la inserción laboral; 282 a la formación para el empleo; 101 al empleo juvenil; 86 al emprendimiento y 63 a pymes, economía social y desarrollo local.

Su principal reto es la incentivación de 45.000 empleos en dicho período a través de la creación de nuevas empresas, la contratación para personas con menores oportunidades y el fomento público de la rehabilitación de viviendas y equipamientos públicos.

Ha destacado que las acciones previstas ofrecerán además una oportunidad laboral a 20.000 jóvenes hasta el año 2020.

La consejera ha detallado que las acciones prioritarias del plan van dirigidas fundamentalmente a las personas más desfavorecidas, a jóvenes, a fomentar al inserción laboral vinculada al desarrollo local y a la economía social, a facilitar el emprendimiento y a activar programas en el sector de la rehabilitación en viviendas y en centros educativos y de salud.

Además se mejorará el sistema de Lanbide como principal instrumento operativo de la política vasca de empleo y se profundizará en lograr un sistema educativo más conectado con las empresas.

Las líneas de actuación del plan se desarrollarán en coordinación con todos los departamentos del Gobierno Vasco, las diputaciones y los ayuntamientos, entre otros agentes.

Críticas de EH Bildu y Podemos

Durante el debate en la comisión, tanto Amaia Arregi (PNV) como Eneko Andueza (PSE), han expresado su respaldo al plan, mientras que Javier Ruiz de Arbulo (PP) ha reclamado acciones más ambiciosas y sobre todo mejoras en Lanbide.

Los más críticos con el documento han sido Jon Hernández, de Elkarrekin Podemos, y Nerea Kortajarena (EH Bildu). El primero ha lamentado que no incluya medidas ni controles para acabar con la precariedad de los empleos ni acciones concretas para las comarcas vascas más castigadas por el desempleo.

Kortajarena, por su parte, ha tachado el plan de "estático" porque incide en medidas ya implementadas que no han dado sus frutos para atajar el empleo precario y temporal.

La consejera ha replicado que sí se incluyen medidas concretas para fomentar el empleo en zonas deprimidas y también ha recordado la apuesta por la calidad del empleo del Gobierno Vasco, que está trabajando con la patronal y sindicatos para que las empresas vayan implementando mejoras para reducir la temporalidad y aumentar los salarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos