Los trabajadores de Muebles Xey se reunirán la próxima semana con el Gobierno Vasco

Los trabajadores de Muebles Xey se reunirán la próxima semana con el Gobierno Vasco

Tapia señala que los últimos problemas surgidos en empresas no deben «nublar» la óptima marcha de la economía vasca en su conjunto

A. A./ F. S. SAN SEBASTIÁN.

Los trabajadores de Muebles Xey de Zumaia acudirán la próxima semana a Vitoria para reunirse con el Gobierno Vasco y solicitarle que siga buscando un socio inversor aunque la compañía entre en liquidación. El comité solicitará al departamento de Arantxa Tapia que continúe en la búsqueda de «una salida» para que la fábrica pueda tener un futuro y sus 170 trabajadores puedan reengancharse a un nuevo negocio próximamente.

La plantilla conoció el miércoles que la dirección solicitará la liquidación de la empresa la próxima semana al no poder hacer frente a una deuda que ronda los 30 millones de euros entre entidades de crédito, proveedores y trabajadores. El comité también se reunirá hoy con el administrador concursal para tratar de conocer más detalles de las causas que han llevado a Xey a solicitar el concurso de acreedores, en primer lugar, y a pedir la liquidación de la planta después tras comprobar que no se podía llegar a un acuerdo con los acreedores y que no se concretaba una nueva ampliación de capital o la entrada de un inversor industrial.

Por su parte la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, admitió ayer en un acto en la sede de DanobatGroup que esta semana se han sucedido «noticias de difícil encaje» -en referencia a Xey, Fagor CNA y General Electric-, pero añadió que estos hechos no deben «nublar» los buenos resultados que registra la economía vasca, «como queda de manifiesto en la revisión del PIB al alza, las previsiones del BBVA y los datos de actividad industrial».

No obstante, la consejera advirtió de que estos resultados «no pueden dejarnos tranquilos, hay que salir de la zona de confort. No hay soluciones mágicas, pero las empresas deben apostar por la tecnología y la internacionalización. Hay que estar atentos a esta realidad ambivalente de empresas que marchan bien y otras con dificultades». La consejera indicó que este mes presentará el Plan Industrial, con el objetivo de que esta actividad suponga el 25% del PIB vasco.

Las críticas a Tapia llegaron ayer desde ELA. Txiki Muñoz, denunció que el Gobierno Vasco «mira hacia otro lado y no asume sus responsabilidades cuando llegan malas noticias. Se limita a sacarse fotos a diario con empresarios».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos