Gipuzkoa lidera la ocupación industrial de Euskadi, con el 23,1% de los empleados

Gráfico

Cuatro comarcas superan el 30%, encabezadas por el Alto Deba, donde casi cuatro de cada diez personas trabajan en la industria manufacturera

P. ARANGURENSAN SEBASTIÁN.

La industria está llamada a tirar de la economía, tanto por su robustez como por la calidad del empleo que se crea. En los últimos años la ocupación industrial ha ido perdiendo peso a favor de los servicios, con lo que se está registrando una clara terciarización de la economía. Pero los responsables políticos abogan por que la industria vuelva a recuperar terreno. De hecho aspiran a elevar un punto el PIB industrial, hasta el 25%. Con la ocupación ocurre lo mismo, aunque requerirá un largo camino. En este apartado Gipuzkoa sale de inicio mejor posicionada que el resto de territorios vascos, ya que el año pasado lideró la ocupación industrial en Euskadi, con el 23,1% de todos sus empleados.

Así lo pone de manifiesto el Eustat en un informe sobre población activa dado a conocer ayer, en el que detalla la ocupación por municipios y comarcas a cierre de 2016. Álava le pisa los talones a Gipuzkoa con un empleo industrial del 22,4%, pero Bizkaia se distancia mucho al situarse con el 15,8%. En el conjunto de la CAV, el 19,2% de la población trabaja en la industria, frente al 73,9% que lo hace en los servicios, el 5,8% en la construcción y el 1,1% en la agricultura.

Bizkaia es es territorio con la ocupación más terciarizada, al elevarse al 77%, un porcentaje que en el caso de Alava desciende al 70,7% y en Gipuzkoa al 70,4%. En nuestro territorio, la construcción supone el 5%, y la agricultura el 1%.

En Donostia, ocho de cada diez personas trabajan en el sector serviciosBeizama es el municipio de la CAV con mayor empleo en la construcción, 22,6%

Pero volviendo a la industria, el Alto Deba es la comarca de Euskadi con una mayor proporción de ocupados en el sector manufacturero, con el 38,5%. Es decir, casi cuatro de cada diez están empleados en este ámbito. La fuerte presencia del Grupo Mondragón, que ha traccionado a otras empresas, es una de las razones que explica este liderazgo. El Goierri, también con una fuerte tradición industrial, ocupa el segundo puesto (37,5%), y el tercero es para otra comarca guipuzcoana, el Bajo Deba (34%). En el cuarto lugar se coloca el Duranguesado (32,3%) y el quinto vuelve a ser para otra zona de nuestro territorio, Tolosaldea (30,4%). Muy cerca se sitúa Urola Kosta (29,1%).

Con todo, en la parte baja de la tabla, es decir, pegado al farolillo rojo, que es el Gran Bilbao, encontramos a Donostialdea, con el 14,8%, y al Bajo Bidasoa en el tercer puesto por la cola (14,9%), zona ésta muy castigadas por la crisis y también por el paro.

Si bajamos a otro nivel, al de losmunicipios, destacan por su alto porcentaje de empleo industrial Antzuola (46,5%), Oñati (46,3%), Ikaztegieta (43,5%) y Eskoriatza (43,3%).

Por su parte, Donostia, es junto a Bilbao, Getxo, Plentzia o Sopelana, uno de los municipios con porcentaje más elevado de ocupación en el sector terciario, ya que ocho de cada diez personas trabajan en dicho ámbito. Y como es lógico, las localidades con mayor proporción de empleo en el sector agrícola las encontramos en Álava. Pero hay un dato llamativo, y es que en el sector de la construcción destaca Beizama, con el 22,6% de personas ocupadas. A más distancia se sitúan Lanestosa y Añana, ambas con el 18,5%.

Los datos del Eustat también revelan que en tres de cada cuatro municipios de Euskadi descendió el año pasado la tasa de paro en relación al ejercicio anterior y que en 65 se situó por debajo del 10%, destacando especialmente Orexa, donde el porcentaje de desempleados se queda en el 1,7%, o Gainza (3,7%). En el lado contrario se encuentra Lanestosa (26,4%), Oyón (25%) y Sestao (23,9%).

En general, las tasas de paro más reducidas se localizan en municipios de menor tamaño. Así, a las localidades de menos de 10.000 habitantes les corresponde una tasa de paro del 13,7%, mientras que entre los de 10.000 y 40.000 alcanzó el 14,6%, y entre los que no rebasan los 100.000 habitantes llega al 17,4%. En lo que respecta a las capitales, Bilbao registra la tasa ás alta (18,7%), seguida por Vitoria (15%) y San Sebastián (12,4%).

El mayor descenso se ha producido en los municipios menores de 40.000 habitantes (1 punto porcentual), mientras que entre los que no llegan a 100.000 la reducción ha sido más leve (-0,4 puntos).

Todas las comarcas guipuzcoanas, salvo la del Bidasoa (16,3%), cerraron el año pasado con una tasa de paro inferior a la media de la CAV.

El informe hace hincapié, asimismo, en el nivel educativo de los empleados vascos. Así, un tercio de la población ocupada tenía estudios universitarios (36,6%), uno de cada cuatro, estudios profesionales (24,3%), y uno de cada cinco, estudios primarios (20%).

Los porcentajes cambian sensiblemente por sectores. En el primario y en la construcción prevalen los estudios más básicos, en la industria destacan los que tienen formación profesional y en los servicios se concentra la ocupación más cualificada, ya que cuatro de cada diez tienen estudios universitarios superiores.

Finalmente, el Eustat destaca que la tasa de paro entre la población de nacionalidad extranjera alcanzó el año pasado el 35,5%, tras reducirse medio punto respecto al ejercicio anterior.

Fotos

Vídeos