ELA tercia en el debate y presiona al PSE para que impida bajar Sociedades

Muñoz y Noval, en su comparecencia de ayer en Bilbao./TELEPRESS
Muñoz y Noval, en su comparecencia de ayer en Bilbao. / TELEPRESS

La central pide unidad a la izquierda contra la reforma y acusa al PNV de utilizar el Concierto para convertir Euskadi en un «paraíso fiscal»

DV Y AGENCIASBILBAO.

El secretario general de ELA, Adolfo 'Txiki' Muñoz, también entró ayer en el debate sobre la reforma fiscal que discuten PNV y PSE y reclamó a la formación que dirige Idoia Mendía un 'no' radical a la propuesta jeltzale -desvelada desde la Diputación de Bizkaia- que contempla una rebaja del tipo del Impuesto de Sociedades. Muñoz, acompañado del responsable del área social de la central, Mikel Noval, presentó un nuevo informe elaborado por el sindicato sobre fiscalidad, en el que se critica por «injusta» y «antisocial» la política que aplican las Diputaciones forales.

Los sindicalistas se refirieron a la postura del diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, favorable a bajar en Euskadi el tipo nominal del Impuesto de Sociedades que pagan los empresarios del 28% al 24-25%, sin merma de ingresos, a través de una posible modificación de las deducciones para compensar ese descenso.

El responsable sindical manifestó en este sentido que le gustaría que fuese «cierta» la actitud del PSE-EE contraria a una reforma como la planteada por Rementeria y consideró que hasta ahora la postura en materia de fiscalidad de ese partido «no es creíble». En este sentido, conminó a la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, a «dar un 'no' radical» a una reforma en los términos planteados, lo que harían «creíble» la propuesta fiscal del PSOE en España, que «se puede estudiar» y está más cerca de la posición de ELA que «lo que van a hacer el Gobierno Vasco y las Diputaciones».

'Txiki' Muñoz acusó a los responsables políticos de trabajar en favor de los intereses de la patronal y consideró que los mandatarios vascos han querido utilizar el Concierto Económico «para convertir» Euskadi en un «paraíso fiscal atractivo para quienes tienen dinero».

A su juicio, es una «falacia» el argumento de que bajar los impuestos a las empresas «va a ser bueno para todos» y afirmó que es el mismo que utilizan el diputado Rementeria en Bizkaia, Donald Trump en EEUU o el gobierno «neoliberal» de Macron en Francia.

Muñoz también reprochó al lehendakari que considere equivocado que se hable públicamente sobre los detalles de la reforma que se negocia -«es mejor que la gente no sepa», afeó- y le indicó que la postura que defiende su partido es «ideología» al igual que lo es la que mantiene ELA.

El sindicato vuelve a reclamar un debate social sobre fiscalidad y en su informe evidencia que la presión fiscal en Euskadi (31,4 % del PIB, según datos de 2015) está «a la cola» de la Unión Europea (7 puntos superior), de manera que para alcanzar el nivel medio de recaudación europeo las haciendas forales deberían ingresarar 5.052 millones más al año. A juicio de ELA, la «injusticia» social se ha agravado en los últimos años ya que los impuestos pagados por las rentas del trabajo han crecido un 13,8% desde 2007 mientras que los que abonan las rentas empresariales y del capital han caído un 44,3%.

El sindicato llama la atención sobre la caída de la recaudación procedente del Impuesto sobre Sociedades, que ha pasado de 2.034 millones de euros en 2007 a 1.002 en 2016. Asimismo, señala que el tipo efectivo de este tributo es un 16,2%, muy inferior al nominal, y ve una muestra del «enorme» fraude fiscal existente entre las rentas no salariales el hecho de que el 78% de las empresas declaren en ese gravamen que tienen pérdidas o beneficios inferiores a 6.000 euros al año. ELA señaló que sus datos proceden de fuentes oficiales y asegura que representantes de las Haciendas forales han reconocido, en reuniones mantenidas antes del verano, que son ciertos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos