«Con el tema de la lonja alguien quiso implicar al PNV en asuntos de corrupción»

El presidente del puerto sugiere que la abogada del Estado pudo ser el «instrumento» para involucrar a los jeltzales

F. S.

- La nueva lonja se 'vendió' como la obra estrella de la regeneración de la bahía, pero la imagen de la Guardia Civil entrando en las dependencias para incautarse de documentación fue demoledora... ¿Con la auditoría encargada por Puertos del Estado, donde se dice que no se ha causado perjuicio económico, este tema ya está resuelto?

- No está resuelto, aunque se han dado pasos y todo hace presumir que se acabe en no mucho tiempo. La jueza está analizando la documentación.

- El sobrecoste será, como mínimo, de 3,5 millones. Parece que nadie se llevó el dinero pero, ¿cabe hablar de chapuza en la gestión?

- Algunas decisiones de determinados responsables provocaron que las obras fueran por delante de los expedientes que había que tramitar. Se trataba de obras necesarias, solicitadas por el sector y están ahí. El problema se produjo porque no se armó un expediente complementario a tiempo que diera cobertura a esas obras. Se incurrió en una irregularidad administrativa.

- ¿Por tanto, fue solo un problema de mala gestión?

- Sí, pero se ha producido en un momento en el que hay que hilar muy fino, porque coincide con la proliferación de casos de corrupción en el Estado. Por tanto, este asunto era muy tentador para que alguno intentara implicar a alguien del PNV en una historia de este tipo. Se estaban dando los pasos para resolver la situación, pero alguien pensó que era interesante llevarlo a la fiscalía, en un momento preelectoral.

- ¿Quién es ese 'alguien'?

- Ehhhh... Hay un juego político, eso está claro. En todo el Estado hay una profusión de casos de corrupción que implican a un partido y ese partido mueve pieza aquí para tratar de homologar e implicar al PNV con la corrupción.

- Acusa al PP.

- Bueno, eso lo dice usted.

- ¿La abogada del Estado, que fue la que elevó el tema a la Fiscalía, ha jugado algún papel en ese deseo del PP de involucrar al PNV en temas de corrupción?

- Bueno... No lo puedo decir con certeza. Igual fue el instrumento. La abogada ha estado últimamente vinculada a la Delegación del Gobierno y a su actividad frenética con la interposición de más de mil recursos.

- ¿La entrada de la Guardia Civil se puede interpretar como parte de la estrategia de involucrar al PNV en ese clima de corrupción?

- Quizá sí, pero no tuvo ningún reflejo electoral.

- ¿Cuándo estará terminada la obra?

- La lonja está en marcha y generando ingresos para la autoridad portuaria, aunque no está totalmente terminada. Tenemos que resolver el convenio con la actual contrata y elaborar un nuevo pliego para rematar los trabajos. Necesitaremos dos años para que todo esté terminado, incluida la terraza superior.

- Las excavadoras están trabajando en La Herrera. ¿La regeneración ya no tiene marcha atrás?

- Efectivamente, no tiene marcha atrás. El proceso ha sido complicado, con continuas interrupciones. Hemos tenido que esperar un año al inicio de las obras. Es la prueba palpable de la dificultad que se deriva de la cantidad de administraciones que confluyen en este entorno. Aquí tiene competencias todo el mundo. No es casual que en treinta años no se haya podido hacer nada.

- Sí, recuerdo al lehendakari Ibarretxe hace años afirmando que iban a dar la vuelta al puerto «como a un calcetín»...

- Hemos empezado ahora y sigue habiendo dificultades. Existe una voluntad clara de llevarlo adelante, pero es complejo.

- Giport, la Asociación de Usuarios del Puerto, formada por una treintena de empresas, consignatarios y transportistas, critica el proyecto porque reduce el espacio destinado a su actividad...

- Con Giport mantenemos una línea de diálogo y parte de sus alegaciones han sido recogidas. Creo que con ellos hay un nivel de acuerdo suficiente. Si comparamos la propuesta de este Plan Especial para La Herrera con el anterior, en el actual se recuperan espacios antes inexistentes. Esto es perfectamente cuantificable. Haremos un nuevo pabellón de 7.000 metros cuadrados en la parte oeste y se habilitan otros 20.000 metros cuadrados para industrias vinculadas con el puerto.

Fotos

Vídeos