Tapia zanja la polémica y dice que Siemens Gamesa tiene «compromiso con el país»

Markus Tacke se reunió ayer en Vitoria con el lehendakari Iñigo Urkullu y la consejera Arantxa Tapia./MIKEL ARRAZOLA
Markus Tacke se reunió ayer en Vitoria con el lehendakari Iñigo Urkullu y la consejera Arantxa Tapia. / MIKEL ARRAZOLA

La empresa y el Gobierno Vasco firman un acuerdo de intenciones para potenciar el sector eólico en Euskadi

MANU ALVAREZVITORIA.

Siemens Gamesa dio ayer un paso más para reforzar la tesis de que es una empresa vasca, que tiene intenciones de mantener en Euskadi su cuartel general y que también está dispuesta a actuar como elemento tractor del sector de generación eólica en el País Vasco. Lo hizo mediante la firma de un acuerdo de intenciones con el Gobierno Vasco, en un acto en el que la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, vino a zanjar la polémica suscitada desde hace ya tiempo sobre las verdaderas intenciones de la antigua Gamesa. Tapia aseguró que la empresa, con la firma de un acuerdo de este tipo, «tiene compromiso con el país».

Antes de la firma de ese acuerdo de intenciones con el Gobierno, el consejero delegado de la compañía eólica, Markus Tacke, mantuvo un encuentro con el lehendakari Íñigo Urkullu y con la propia consejera de Desarrollo Económico. Todo un gesto por ambas partes.

Para Siemens Gamesa supone un paso más para reafirmar sus intenciones de mantener su cuartel general en el Parque Tecnológico de Zamudio y no dar la espalda a los proveedores vascos. Un total de 720 empresas que venden componentes por un valor anual de 420 millones de euros. Para el Gobierno Vasco, ayer con el lehendakari Urkullu a la cabeza, supone un gesto de brazos abiertos hacia una compañía que es estratégica, en un sector industria de futuro y que actúa como tractora de cientos de pequeñas y medianas empresas. Todo ello, en un contexto en el que Iberdrola, el otro socio de referencia de la empresa, ha cuestionado sin tapujos la gestión en dos aspectos que son clave: el mantenimiento de su sede en el País Vasco y también la estrategia de compras, en la que la eléctrica cree que el grupo Siemens tiene demasiados privilegios.

La clave

Capacidad de tracción
La empresa tiene 720 proveedores vascos a los que compra por valor de 420 millones anuales

El acuerdo firmado ayer establece el compromiso de la empresa de colaborar -deberá materializarse en acciones concretas en el futuro-, en el desarrollo y mejora de la competitividad de sus proveedores vascos, también en la utilización de la capacidad de realización de ensayos que hay en la comunidad autónoma y en el impulso a 'startups' que tengan alguna conexión con el sector eólico.

Criticas de proveedores

El consejero delegado de Siemens Gamesa se refirió también a las críticas que han surgido desde algunos de sus proveedores, que revelan un cambio drástico en la política de compras -subastas en vez de asignaciones directas-, con una gran presión para reducir los precios. Tacke admitió que el «camino para mejora la competitividad es ineludible», tanto para Siemens Gamesa como para sus proveedores. Así, recordó que el mercado de aerogeneradores ha experimentado en el último año una auténtica explosión internacional de competencia, que ha llevado aparejado el hundimiento de los precios finales, hasta el punto de situar a la compañía vasca en pérdidas.

«Tenemos que aplicar una estrategia idéntica a la que desarrolla la industria del automóvil», dijo el consejero delegado, con el objetivo de conseguir que la colaboración entre Siemens Gamesa y sus proveedores «permita mejorar la competitividad y obtener también importantes avances tecnológicos».

En la misma línea, Tacke mostró su confianza en el futuro de la empresa «gracias a la importante cartera de pedidos y a las previsiones sobre el crecimiento de la energía eólica en los próximos años», al tiempo que concluyó que «esto abre enormes oportunidades a las empresas proveedoras del País Vasco».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos