Tapia pide en Londres que los gobiernos sigan el ritmo de la innovación energética

La consejera Tapia y altos cargos de su departamento, durante la visita que hicieron a la Bolsa de Londres. / E. C.
La consejera Tapia y altos cargos de su departamento, durante la visita que hicieron a la Bolsa de Londres. / E. C.

La consejera de Desarrollo Económico encabeza una misión comercial de dos días acompañada por una veintena de firmas

ÍÑIGO GURRUCHAGA LONDRES.

Emma Pinchbeck, la directora general de Renewables UK, el consorcio comercial de empresas británicas del sector de la energía renovable, va a informar a sus miembros sobre las áreas de experimentación de turbinas para extraer energía de olas y mareas en Armintza y en Mutriku. Estableció ayer contacto con la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, para fomentar la colaboración.

La ejecutiva había escuchado el discurso de la consejera en el primer acto de su misión comercial a Londres, un debate patrocinado por el diario 'Financial Times'. Tapia describió las realidades y proyectos de un sector cuya concentración en el País Vasco asombra incluso a directivos de la danesa Vestas, según la experiencia de Marcos Suárez, que representaba al cluster Vasco de Energía. La consejera viaja acompañada por una veintena de firmas vascas, tanto tractoras como pymes, proveedoras de los sectores energético y ferroviario. La delegación también está formada por cargos de su departamento, el EVE, Euskotren y ETS. Reino Unido es el cuarto destino de las exportaciones vascas, tras Alemania, Francia y Estados Unidos.

Pinchbeck explicó después del discurso de Tapia que en el Reino Unido se levantó hace cuarenta años el primer aerogenerador del mundo. Sin embargo, añadió que el Gobierno no ha comprendido la lección del pasado y no ofrece los incentivos para favorecer la entrada de la energía oceánica en el suministro, un sector que tiene el potencial de generar un volumen de negocio de unos 85.000 millones de euros.

Reino Unido ha apostado por la energía eólica 'off shore', aprovechando la baja profundidad de su llana plataforma costera. La caída de sus costes, unida a la polémica política sobre el precio de las facturas domésticas, ha retraído al Gobierno a la hora de promocionar otras alternativas. Pinchbeck quiere explorar otras aguas, como las del litoral vasco, para estudiar si es posible una colaboración beneficiosa.

Debate intenso

La relación entre la política y la innovación en el sector de la energía generó el debate más intenso en un panel en el que había también representantes de Iberdrola-Scottish Power, Siemens Gamesa o del regulador británico, Ofgem. Se abordó la obsesión nacional con el 'Brexit', que el sector contempla con resignación, algunas incertidumbres en el corto plazo y más relajo en la mirada al horizonte.

El vertiginoso ritmo de innovación -mayores turbinas, digitalización de redes o la combinación de renovables con almacenamiento en red- y los cambios en la estructura del mercado -Amazon generará la electricidad para sus actividades en Estados Unidos, el sector de centros de datos ya consume más que el de aviación...- ponen en duda la viabilidad de los actuales modelos de negocio en tres décadas.

La recomendación central desde el panel fue quizás que los gobiernos se preocupen de promover la capacitación profesional para entender la dirección del sector y adaptarse. Para Arantxa Tapia, la política gubernamental debe asentarse en tres pilares: tecnología, estrategia y regulación. Que deben avanzar, al menos, en líneas paralelas.

El Gobierno Vasco no tiene competencia reguladora y la consejera reconoce dificultades para que el Ministerio de Industria entienda que «la energía es un factor clave de la competitividad de nuestra industria» y ofrezca «pequeños incentivos» a la experimentación tecnológica. Tapia cree que el temor a repetir errores que llevaron al déficit tarifario lastra el fomento de la innovación.

Un año después de la creación de una sede de la Spri en Londres, la consejería organizará hoy otra reunión con representantes de empresas vascas y británicas del sector del ferrocarril. Anoche reunió a uno y a otros en una recepción informal en la sede de la organización empresarial Institute of Directors.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos