Tapia espera que el giro negociador de CNA ayude a llegar «a la mejor solución posible»

A. ALGABA SAN SEBASTIÁN.

En estos momentos no deja de ser un mero espectador del proceso, pero el Gobierno Vasco sigue de cerca la negociación que están llevando a cabo el Grupo CNA y los trabajadores para consensuar un plan para el futuro de Edesa Industrial, heredera de Fagor Electrodomésticos. La consejera Arantxa Tapia apuntó ayer que los pasos que se están dando son los habituales de un procedimiento de estas características. «Ese es el trabajo que tienen que ir haciendo tanto el comité de empresa como los inversores para llegar a una solución lo más adecuada posible».

De esta forma, la consejera espera que después del giro de los acontecimientos que se dio en la reunión del martes, en la que la empresa se comprometió a mejorar el plan inicial que supeditaba la continuidad de la compañía a limitar la producción a calentadores de gas, ollas y termos y la salida de alrededor de 220 trabajadores, se encuentre una mejor solución.

Tapia advirtió de que existe «un tercer factor muy importante» en el proceso, porque, «de la salida del concurso previo, la empresa utiliza una marca que es propiedad de un grupo cooperativo». En ese sentido, la consejera apuntó que Fagor «también tendrá algo que decir en cómo se va a usar a partir de los nuevos planes que se pongan sobre la mesa».

Fotos

Vídeos