Tapia cree que la situación en Cataluña va a dificultar la aprobación de los presupuestos vascos

La consejera Arantxa Tapia interviene en una conferencia en Bilbao organizada por Alumni Deusto/Irekia
La consejera Arantxa Tapia interviene en una conferencia en Bilbao organizada por Alumni Deusto / Irekia

La consejera de Desarrollo Económico ha denunciado la «situación de discriminación» que padecen las empresas vascas con el coste de la energía

EFE

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, ha considerado que "la convulsa realidad" que atraviesa Cataluña "condiciona la relación de Euskadi con Madrid" y además, ha advertido, va a dificultar la aprobación de los presupuestos vascos.

En una conferencia en Bilbao organizada por Alumni Deusto, titulada "Los retos de la industria vasca 2020", Tapia ha afirmado que este sector aún están pagando un elevado coste energético que perjudica su competitividad y "arrastran por ello una situación de discriminación que se hace insostenible".

Ha dicho que el Gobierno vasco pensaba que esa situación iba a acabar tras el acuerdo que alcanzaron PNV y PP para sacar adelante los presupuestos del Estado pero todavía espera el pronunciamiento de Europa sobre ese acuerdo tras la denuncia del síndico de Cataluña y que el Ministerio de Energía ejecute el acuerdo y resuelva cuando antes su entrada en vigor.

A su entender, Euskadi vive "un capítulo crucial de la transformación de la industria", en un momento en que determinados "acontecimientos políticos" le hacen "más vulnerable", ya que cualquier incertidumbre, como la llegada de Trump al gobierno de EEUU, influyen en su desarrollo.

Dentro del Estado, "la convulsa realidad" que atraviesa Cataluña "condiciona la relación de Euskadi con Madrid", que atraviesa "un escenario casi de malabares y de palillos chinos al mismo tiempo".

Tapia ha dicho que "Euskadi es una nación reconocida con una situación socio-política más estable que la de hace unos años, cuando la violencia protagonizaba nuestra agenda" que reclama a las instituciones "estabilidad", por lo que el año pasado se rubricó un acuerdo presupuestario entre PNV y PP en el Congreso, así como se renovó el acuerdo del Concierto Económico y del Cupo.

Esa estabilidad "podría abrir espacios para abordar acuerdos de autogobierno y transferir competencias que corresponden a Euskadi", pero "la variable de Cataluña, que el Gobierno Vasco respeta", "es evidente que interfiere en la vía vasca".

"Nos encontramos ante todo un Estado henchido de poder, pletórico en el despliegue de instrumentos de control y, lo más preocupante, sentimos el aliento de su deseo cada vez más centralizador", ha manifestado.

Según ha consejera, "Euskadi se mantiene fiel a las leyes" y trabaja por extender la estabilidad en el marco de su autogobierno, al tiempo que se produce el debate de la ponencia parlamentaria de autogobierno.

"Pero la variable de Cataluña" y, enfrente, "la actitud centralista del Gobierno español, con desconfianza hacia las comunidades catalana y vasca, dificulta los espacios de acuerdo para poder tener presupuestos para 2018", en esta Comunidad Autónoma.

Los partidos que sostienen al Ejecutivo de Iñigo Urkullu han iniciado conversaciones con otros grupo y el apoyo a esas cuentas "podría venir de cualquiera de los tres" grupos de la oposición (PP, Podemos y Bildu).

TAV

Por otra parte, la consejera ha valorado que "por fin" las obras del tren de alta velocidad afronten su recta final con la previsión de que entre en funcionamiento en 2023 en su conexión hacia Europa y hacia Madrid, y ha reconocido más difícil que para ese año se conecte también hacia los ejes atlántico y mediterráneo.

Tapia ha citado "la operación Gamesa-Siemens" para explicar que a lo largo de 2017 Euskadi ha acogido los mayores niveles de inversión extranjera directa "por operaciones excepcionales de gran tamaño".

Ha destacado "la calidad" de las inversiones extranjeras ya que Euskadi atrae en la misma proporción capital del sector servicios y del industrial, y dentro de éste último sobre todo en industria de media y alta tecnología, generadora de empleo.

También ha opinado que la industria vasca "es capaz de ser más eficiente y competitiva como lo ha sido, aún cuando tenga los salarios más elevados" del Estado.

Según ha insistido, "la competitividad y la mejora no tiene por qué pasar por bajar los salarios sino por ganar en otro tipo de ámbitos" como en la flexibilidad y en estar más adaptados a las nuevas tecnologías.

"La bajada de salarios no es la forma de hacer las cosas en Euskadi", sería "dar un paso atrás" que, a su juicio, "sólo hay que dar para coger impulso".

Fotos

Vídeos