«A ver si tengo suerte y encuentro trabajo»

Los primeros aspirantes acudieron a la feria a primera hora, para evitar las colas que se formaron poco después./LUSA
Los primeros aspirantes acudieron a la feria a primera hora, para evitar las colas que se formaron poco después. / LUSA

La II Feria del Empleo de la Cámara de Gipuzkoa reunió a cientos de aspirantes con responsables de 43 empresas

FERNANDO SEGURASAN SEBASTIÁN.

Tensión, nervios, ilusión y alguna dosis de escepticismo. Estos eran los estados de ánimo que prevalecían en los centenares de personas que se dieron cita ayer en la II Feria del Empleo de la Cámara de Gipuzkoa. Los aspirantes a encontrar un trabajo tenían enfrente a responsables de 43 empresas dispuestos a escucharles. Entre las firmas se hallaban las más emblemáticas del territorio, como Fagor Ederlan, Erreka, Indar, Egile o Salto Systems. Sobre la mesa, más de cien nuevos posibles contratos, toda una oportunidad para jóvenes con el título recién enmarcado y también para personas que buscan salir del paro. La feria fue inaugurada por el diputado foral de Cultura, Turismo, Juventud y Deportes, Denis Itxaso; y por la directora de Gestión del Conocimiento de la Cámara, Ana Ugalde.

Entre los aspirantes eran mayoría los jóvenes con estudios terminados recientemente y poca experiencia laboral. Este era el caso de Ivonne Pérez, una donostiarra de 22 años, licenciada en Químicas por la UPV. Su trayectoria profesional se limita a tres meses en la firma Polimat y una sustitución como profesora en un instituto. «Vengo con el objetivo de que las empresas me conozcan y se queden con una buena imagen de mí. Espero -subrayaba Ivonne con entusiasmo- transmitirles lo que soy capaz de hacer».

Las estadísticas indican que el paro juvenil se está reduciendo, pero esta donostiarra matiza que «depende» de los estudios realizados. «En mi cuadrilla, los que terminaron Informática se han colocado rápido e incluso alguno ha cambiado de empresa para mejorar. En los demás sectores, encontrar trabajo es bastante más difícil».

«La actitud, la disposición para viajar, las ganas de trabajar y el inglés son claves» María Esquiroz Fagor Ederlan

Eva Gutiérrez (20 años), de Zumaia, lleva seis meses en paro. Ha estudiado Administración en Cebanc y espera que la feria le sirva para encontrar un empleo, aunque se muestra escéptica. «En mi entorno no veo movimiento y, aunque mis amigos están trabajando, todos tienen contratos temporales». Una cruda realidad que también recogen las estadísticas.

Javier Sánchez (23 años), de Legorreta, es graduado en Administración y Dirección de Empresas por la UPV. Ha realizado prácticas a través de la Universidad y ha sido becario en CAF durante un año. «A ver si tengo suerte y encuentro trabajo», señaló Javier mientras esperaba para entrevistarse con un 'cazatalentos'. «Me gustaría entrar en un departamento de contabilidad o financiero. Además, estoy dispuesto a viajar. En un mundo global no puedes quedarte en casa».

«Buscamos personas con experiencia, pero también perfiles 'junior'» Nekane Zufiaurre Indar

Joxeba Balero también asume salir al extranjero. Está a punto de terminar sus estudios de Ingeniería mecánica. Ha realizado prácticas en una empresa de Astigarraga y un proyecto en otra de Hernani, donde reside. «Me gusta el diseño de máquinas. Parece que hay salidas en este tema, espero que sea así», concluye.

Mediana edad

Si bien el perfil que predominaba era el de jóvenes universitarios, también acudieron a la cita profesionales de mediana edad. Este era el caso de Juncal García (43 años), vecina de Errenteria. En 2008 se quedó en paro, tras el cierre de la empresa de Ventas de Irun donde trabajaba. «He ido colocándome en lo que iba saliendo. He realizado labores de operaria durante 25 años y me gustaría volver a hacerlo, espero que en Salto System». Reconoce que los jóvenes con estudios y posibilidad de viajar cuentan con más opciones, pero resalta que también se debe valorar la experiencia.

Antonio Ventura tampoco responde al prototipo de aspirante que acudió a la feria. Reside en Donostia, tiene 33 años y es licenciado en Filología italiana. Ha trabajado en el Conservatorio como profesor de italiano aplicado al canto. «Sé que mi perfil es distinto al que se pide aquí, pero puedo encajar en empresas exportadoras», señaló Ventura sin asomo de duda.

Actitud y ganas de trabajar

Es obvio que las personas asistentes a la feria buscaban trabajo pero, ¿qué exigen las empresas a los aspirantes? Se lo preguntamos a Uxue Artaraz y María Esquiroz, de Fagor Ederlan. «Queremos personas que se adapten a nuestro sector, la automoción, muy exigente y en constante cambio. Necesitamos de todo, pero especialmente ingenieros industriales y graduados superiores en FP. También es importante un nivel alto de inglés y euskera, así como que estén interesados en trabajar en proyectos con dimensión internacional».

«Quiero que se queden con una buena imagen de mí y demostrarless de lo que soy capaz» Ivonne pérez Licenciada en químicas

El criterio que siguen en Erreka es parecido. Oihana Ezkurra y Lorea Larrañaga explican que la cooperativa precisa de ingenieros electrónicos y mecánicos. «El ingrediente principal es que sepan trabajar en equipo y la disponibilidad de viajar, porque tenemos filiales en México y Chequia. También deben apreciar los valores y la cultura del modelo cooperativista».

Otra empresa emblemática a la búsqueda de profesionales es Indar. ¿Cuál es la característica que puede marcar la diferencia a la hora de contratar a un candidato o a otro? Nekane Zufiaurre y Leire Ezkerra responde que, «aunque suene a tópico, la actitud resulta clave, las ganas de trabajar. También tiene que transmitir una serie de valores que nos indiquen que es capaz de trabajar en equipo. Una carencia técnica se puede solucionar aprendiendo, pero la actitud es algo que surge del interior de la persona».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos