La sombra de Xey amenaza con romper el idilio de Urola Kosta con la bajada del paro

Por segundo año consecutivo, es la comarca guipuzcoana en la que más cae el desempleo. Con una tasa de paro del 7,7%, se convierte en la primera comarca del territorio en bajar de la barrera del 8% desde hace ocho ejercicios

ALEXIS ALGABASAN SEBASTIÁN.

¿Saben que los sueños se concentran en los momentos previos a despertar? No me refiero al momento de levantarse de la cama, sino al final de cada ciclo de sueño REM que cada persona atraviesa a lo largo de la noche. Está comprobado científicamente. La economía se basa también en ciclos y habitualmente un primer susto relativamente importante da carpetazo a ese periodo de bonanza en el que se encuentra inmersa una sociedad. La comarca de Urola Kosta lleva dos años siendo la referencia en Gipuzkoa en lo que a creación de empleo y descenso del paro se refiere. Desde junio de 2015, encarrila dos bajadas del paro anuales que rondan el 14%, lo que ha dejado la tasa de paro de la comarca en el 7,7%, según datos de Lanbide, a cierre del pasado mes. La recuperación se ha hecho fuerte en la zona, pero una mala pesadilla, la que están viviendo los trabajadores de Muebles Xey, amenaza con dar al traste con este idilio.

El anuncio de la liquidación de la firma con sede en el barrio de Oikia de Zumaia va a suponer que 170 trabajadores se queden sin empleo. De ellos, 140 están empleados en la planta zumaiarra y un porcentaje muy alto de ellos viven en la comarca de Urola Kosta. En los últimos dos años el descenso en la cifra de parados en la comarca se sitúa en las 594 personas, hasta dejarla en los 1.658 desempleados. De hecho, solo en el pasado mes de junio, la cifra se redujo en un 6,85%, la mayor de toda Euskadi, lo que significó la salida de las listas de Lanbide de 122 personas sin trabajo. Un número similar al de vecinos que pueden regresar a las oficinas del Servicio Vasco de Empleo cuando se confirme el cierre de la compañía.

Pero la evolución que registra el empleo en el territorio y los indicadores de crecimiento tanto para este ejercicio como para el próximo hacen prever que el susto en plena fase REM de la recuperación económica, puede quedarse en eso y que Urola Kosta podrá retomar el sueño reparador en el que se encuentra inmerso en busca de las tasas de paro previas a la crisis. De momento, se encuentra rondando el doble del porcentaje que presentaba la comarca en 2007 y 2008, cuando lo habitual era presentar tasas próximas al 4%, el considerado pleno empleo técnico.

Ahora se encuentra en el 7,7%, una porcentaje que no se recordaba desde finales de 2009 o inicios de 2010, ejercicios en los que la crisis se cebó en las empresas dedicadas al sector de la automoción y empresas importantes de la zona como GKN Driveline, sufrieron un agresivo ajuste. Ahora, la misma compañía es referente y bandera de la recuperación que atraviesa la comarca sustentada en una industria innovadora y en el potencial turístico de municipios enclavados en la costa como Zarautz, Getaria, Orio o la propia Zumaia.

Al borde del 10%

La evolución del desempleo en Urola Kosta destaca de forma evidente entre las comarcas de Gipuzkoa, ya que presenta una tasa un punto inferior a la siguiente, que es Alto Deba con un 8,7%. Ambas, junto a Goiherri, Donostia y Donostialdea componen el grupo de cinco zonas que registran una tasa de desempleo inferior al 10%. Sin embargo, todavía más de la mitad de las comarcas del territorio suman un índice de paro de dos dígitos, con el Bajo Deba, con el 12,2%, a la cabeza.

Eso sí, se da la circunstancia de que ninguna de las comarcas guipuzcoanas presenta un índice de desempleo superior a la media vasca, que a cierre del primer semestre de 2017 se ha situado en el 12,5%.

El siguiente hito a afrontar por parte de Gipuzkoa es la reducción de dicha tasa de desempleo por debajo del 10%, algo que podría suceder a cierre de este mes de julio, ya que con 34.518 personas sin empleo, el territorio apenas supera ya en una décima la barrera de los dos dígitos. Como apunta el propio informe de junio de Lanbide, «Gipuzkoa es el territorio que mejor ha capeado los efectos de la crisis y parece el mejor preparado para salir antes de esta coyuntura».

El nicho de los ocupados

Existe, por otra parte, una bolsa de personas que provoca confusión y preocupa en las listas de Lanbide. Esa grupo no es otro que el de ocupados en busca de empleo. Tal y como destacó el Consejo Económico y Social vasco (CES) en la presentación de su memoria la pasada semana, en la actualidad, dos de cada diez perceptores (el 20%) de alguna prestación de garantía de ingresos corresponden a complementos de rentas salariales. Es decir, que la precariedad de los puestos de trabajo impide en muchos casos que la persona abandone las listas de Lanbide, ya que eso conllevaría renunciar a un complemento salarial que garantice unos ingresos mínimos. Lo único que se le retira a estas personas es la etiqueta de parados.

Las estadísticas de Lanbide reflejan bien a las claras la burbuja que se está creando en torno a este colectivo. Así, la cifra de personas demandantes de empleo en Gipuzkoa asciende 'oficialmente' hasta las 81.108 a cierre de junio. El pasado año a estas alturas en este listado se encontraban 78.803 personas. Es decir, que en apenas doce meses 2.300 nuevos demandantes de empleo se han apuntado a Lanbide en Gipuzkoa.

Una evolución que nos parecería totalmente contraria a la realidad de la recuperación económica de no ser por las ayudas a las que se tiene acceso si se sigue en Lanbide -sobre todo la RGI- y a la precariedad y temporalidad de los puestos de trabajo que se ofertan, ya que apenas el 8% de los contratos que se ofrecen son indefinidos. Sin embargo resulta sorprendente que aunque se reduzca de forma evidente la cifra de parados, el número total de demandantes de empleo no detenga su crecimiento.

Fue el año pasado en estas fechas cuando por primera vez en la historia la cifra de ocupados en busca de empleo en Gipuzkoa (que figuran en las estadísticas de Lanbide) superó a la de personas sin empleo. Y en los últimos doce meses la tendencia ha continuado en línea ascendente. A cierre de junio, Gipuzkoa cuenta con 34.518 parados y tiene una bolsa de 46.590 personas ocupadas demandantes de empleo.

1.658 desempleados
había a cierre de junio en la comarca de Urola Kosta según las cifras de Lanbide, 594 menos que hace un año.
13,96%
de descenso ha registrado la cifra de parados en Urola Kosta en el último año. El segundo más alto de Gipuzkoa tras el Alto Deba (16,75%).
12,5%
es la tasa de desempleo que registra Euskadi a cierre del primer semestre. Ninguna comarca de Gipuzkoa alcanza ese porcentaje.

Más

Fotos

Vídeos