La siniestralidad laboral crece en Euskadi al compás de la recuperación económica

La siniestralidad laboral crece en Euskadi al compás de la recuperación económicaGráfico

La cifra de trabajadores afectados por accidentes laborales sube un 4,8% hasta septiembre, con un aumento superior de los mortales al registrarse 19 fallecimientos

PILAR ARANGUREN SAN SEBASTIÁN.

El aumento de la actividad laboral y también del empleo que se está registrando al calor de la recuperación económica tiene un lado negativo en el incremento de la siniestralidad laboral en Euskadi. Un hecho que está encendiendo las alarmas de muchos agentes, entre ellos los sindicatos.

Los datos registrados hasta septiembre y recogidos por Osalan y el Consejo de Relaciones Laborales vuelven a constatar esa mayor siniestralidad laboral que se viene produciendo desde principios de año. Un incremento que se da tanto en la totalidad de los siniestros laborales, como en los mortales, que son los más llamativos y que impulsan a los sindicatos a concentrarse para denunciarlos cada vez que se produce un fallecimiento.

Pero vayamos por partes. En los nueve primeros meses del año la cifra de trabajadores que se han visto involucrados en un accidente laboral y que han causado baja ha crecido un 4,8% en relación al mismo periodo del año anterior. Un dígito que en términos globales asciende a 25.746 empleados. Un aumento que se produce con más intensidad en Bizkaia (6,4%) y también en Gipuzkoa (5,4%), ya que en Álava se reducen (-0,5%).

Hay un dato que también se viene repitiendo en la mayor parte del año y es que la siniestralidad laboral crece en mayor medida en los trayectos laborales -'in itinere'- que en los propios puestos de trabajo. Así, en los desplazamientos se han visto afectados un total de 2.811 trabajadores, un 8,9% más que un año antes. Sin embargo, en la jornada de trabajo los afectados han crecido un 3,2%, hasta los 21.816. Los in itinere suponen ya más del 10% de todos los empleados involucrados en un siniestro laboral.

Los accidentes leves, que son la inmensa mayoría, aumentan en los nueve primeros meses un 3,2% hasta alcanzar los 21.679; pero los graves se disparan hasta un 12,4% más, lo que hace que en lo que llevamos de año un total de 118 trabajadores se hayan visto en dichas circunstancias.

En lo que respecta a los siniestros mortales, el aumento queda a mitad de camino, ya que crecen un 5,6% tras registrarse 19 fallecimientos, uno más que el año pasado. En este apartado la peor parada es Gipuzkoa, con seis trabajadores muertos, el doble que en el ejercicio anterior, con lo que el aumento es del 100%. Sin embargo, en Bizkaia ha habido uno menos, hasta contabilizar 12 (-7,7%), y en Álava se ha producido un siniestro mortal, frente a los dos del año pasado, con lo que la reducción es del 50%.

Si nos fijamos en los sectores de actividad, el mayor incremento de la siniestralidad laboral tiene lugar en la construcción, con un 8,2%, seguido por los servicios (3,6%) y en menor medida por la industria (2,2%). Por su parte, en el agropecuario descienden un 7,3%.

El aumento de la siniestralidad viene provocado por un incremento de la actividad, ya que el índice de incidencia -accidentes por cada mil trabajadores-, que permite medirlo independientemente del aumento de trabadores activos, se mantiene en 28, aunque sube un punto en Gipuzkoa (hasta quedar en 27 por mil) y Bizkaia (29), mientras que desciende dos puntos en Álava (29). Por sectores, el comportamiento es dispar, ya que solo sube en la construcción, que tiene el índice más elevado. De hecho, aumenta tres puntos y se eleva a 64 siniestros por cada mil trabajadores. Por su parte, baja en el sector primario nada menos que cinco puntos, con lo que se queda en 52 por mil trabajadores. La industria, con 49, mantiene el mismo índice, al igual que los servicios, que tienen la tasa más baja, con 20 siniestros por mil empleados.

Enfermedades profesionales

Pero si la siniestralidad en términos absolutos crece un 4,8%, las enfermedades profesionales se disparan y aumentan un 31,5% hasta computarse un total de 1.119 empleados con baja por esta causa. El mayor aumento se produce en Álava, donde se incrementan un 46,7%, seguido por Gipuzkoa (32,4%) y Bizkaia (26,9%). Esta es una cuestión en la que inciden mucho los sindicatos, por entender que no se hace lo necesario para acotarlos.

Fotos

Vídeos