Siemens Gamesa vuelve a la senda de los beneficios tras el proceso de ajuste

Sus ventas han caído un 26% en los últimos seis meses aunque registra síntomas de recuperación en la cartera de pedidos

M. ALVAREZ Bilbao

Siemens Gamesa, la compañía vasca que ocupa el segundo puesto mundial en el sector de la energía eólica, ha recuperado la senda de la rentabilidad en el último trimestre, tras haber atravesado un profundo bache. El inicio de su proceso de ajuste interno -que cuando esté finalizado habrá supuesto la salida de 6.000 de sus 24.000 trabajadores en todo el mundo-, junto con una ligera recuperación de la demanda para nuevas instalaciones, ha permitido que la compañía enderece el rumbo negativo que había tomado desde el mismo momento de su nacimiento, hace ahora un año, en abril de 2017. La empresa ha obtenido un beneficio neto de 35 millones de euros en el periodo de enero a marzo, que le permite equilibrar las pérdidas, por un importe idéntico, que había cosechado entre octubre y diciembre. Siemens Gamesa, para adaptarse a los esquemas contables de la multinacional germana Siemens, gestiona sus ejercicios contables de octubre a septiembre. De ahí que en el computo del ecuador del actual ejercicio fiscal, Siemens Gamesa haya alcanzado el punto de equilibrio. No hay pérdidas, aunque de momento tampoco beneficio agregado.

La evolución del primer semestre tiene datos para una lectura negativa y también positiva. En la primera vertiente hay que destacar un descenso del 26% en las ventas -comparadas con las que Siemens y Gamesa obtuvieron por separado en ese mismo periodo-, para situarse en 4.369 millones de euros. En el lado positivo, sin embargo, están las señales positivas de recuperación del mercado, que han permitido a Siemens Gamesa situarse a finales de marzo con una cartera de pedidos de 22.041 millones de euros. Además, en la recuperación de esa cartera se ha producido un récord de pedidos de equipos de generación terreste, precisamente el segmento de negocio en el que se produjo el hundimiento del mercado el pasado año.

Aunque los datos reportados por la empresa que dirige Markus Tacke coinciden con las últimas previsiones que había realizado para todo el año, el mercado bursátil recibió con una valoración negativa las cifras. En una jornada en la que el índice Ibex se elevó un 0,65%, las acciones de la firma eólica descendieron el 2,29%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos