Siemens Gamesa retira el ERE con el que iba a despedir a 48 personas en Euskadi

Siemens Gamesa retira el ERE con el que iba a despedir a 48 personas en Euskadi

La empresa ha aceptado negociar con los sindicatos medidas no traumáticas como bajas incentivadas y prejubilaciones

SONIA ARRIETA

La dirección de Siemens Gamesa ha retirado el ERE planteado por la empresa para despedir a 272 personas en España, y negociará con los sindicatos salidas no traumáticas, según han informado fuentes sindicales.De esta forma, los sindicatos han retirado los paros parciales convocados para la próxima semana en todos los centros de España y la huelga indefinida que iba a empezar a partir del 15 de diciembre.

En el País Vasco la cifra de despidos prevista era de 48 personas, todas ellas pertenecientes a las oficinas ubicadas en la localidad vizcaína de Zamudio. Navarra, por su parte, iba a ser la comunidad autónoma más afectada, con 107 despidos (92 en Sarriguren, 11 en Orkoien y 4 en Agustinos), que ahora respiran tras conocerse la buena noticia. La empresa ya había anunciado en su día que el recorte de trabajadores en el Estado no afectaría a las plantas productivas de Asteasu y Mungia, ni tampoco a la navarra de Aoiz.

En una reunión celebrada este lunes en Madrid, la empresa ha accedido a la retirada del ERE y ha aceptado negociar con los sindicatos medidas no traumáticas como bajas incentivadas y prejubilaciones.

«Victoria épica»

Los sindicatos CC OO, ELA, UGT y LAB se han felicitado por la retirada del ERE y califican el cambio de postura de la compañía como «victoria épica». «Estamos satisfechos. Se ha ganado una batalla, no la guerra, pero podemos negociar con otro clima, sin la amenaza de un ERE», han indicado las citadas fuentes, que han añadido que la empresa mantiene su intención de reducir la plantilla en la cifra anunciada (272 trabajadores). Los sindicatos creen que con medidas no traumáticas como prejubilaciones, excedencias, bajas incentivadas u otras alternativas, como aplicar medidas tendentes a rebajar plantilla en varios años, se puede acercar a esa cifra sin aplicar despidos. «Es lo que tenemos que negociar», han añadido.

Las centrales achacan la nueva decisión de Siemens Gamesa a «la presión mediática y social que llevamos haciendo de manera conjunta desde que se nos notificó que presentaban un expediente».

No obstante, advierten de que tienen que seguir insistiendo en la garantía de futuro, por lo que han firmado con la empresa el compromiso de buscar fórmulas que optimicen las medidas no traumáticas, con el objetivo de evitar despidos. Asimismo, se comprometen a trabajar juntos por el mantenimiento del empleo.

La polémica ha estado unida a Siemens desde el día que anunció el ERE. De hecho, el primer damnificado del proceso de ajuste laboral no fue uno de los 6.000 empleados que tendrán que abandonar la compañía en su intento por recuperar la rentabilidad, sino precisamente el 'maestro de cocina' de toda la operación. El director de recursos humanos de la multinacional, Xabier Bengoetxea, fue cesado el pasado lunes por sorpresa. Incluso el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, mostró tres días más tarde su descontento con la inversión realizada por su compañía en Siemens Gamesa y la gestión que se ha llevado cabo en esa empresa por parte del grupo alemán tras la consumación de la fusión, que se cerró el pasado mes de abril.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos