Siemens Gamesa cerrará su planta de Miranda de Ebro y recolocará a sus 130 empleados

Cuartel general de Siemens Gamesa en Zamudio. /MANU CECILIO
Cuartel general de Siemens Gamesa en Zamudio. / MANU CECILIO

PILAR ARANGUREN SAN SEBASTIÁN.

Siemens Gamesa continúa moviendo ficha. Además del proceso de reestructuración global que anunció la compañía en noviembre como resultado de la integración de ambas compañías y que supondrá la salida de unos 6.000 empleados en todo el mundo, ayer la dirección dio otro paso y comunicó a la plantilla su intención de cerrar la planta de aerogeneradores de Miranda de Ebro (Burgos) y la presentación de un expediente de despido colectivo para sus 133 trabajadores, aunque les ofrecerá recolocarse en otras fábricas del grupo.

Los responsables de Siemens Gamesa desligaron esta decisión del proceso de reestructuración global e indicaron que responde exclusivamente a la limitación que tiene la factoría de Miranda para fabricar palas de mayores dimensiones y a las que se orienta la compañía. Recordó que cuando se construyó la planta de Miranda hace 19 años se producían palas de 25 metros y que posteriormente se amplió al máximo actual, que es de palas de 40 metros. Sin embargo, añade, que por sus dimensiones, la fábrica no puede acoger la producción de los últimos modelos, que superan los 60 metros de longitud.

La compañía señala que ofrecerá a los trabajadores la posibilidad de recolocarse en otras factorías y centros españoles, donde además necesita expertos en este área. El periodo de consultas se iniciará el próximo viernes y durante los 30 días preceptivos, la firma destaca que negociará para alcanzar un acuerdo con la representación laboral con el objetivo de reubicar a la totalidad de la plantilla. Siemens Gamesa reitera su compromiso para mantener España como uno de sus principales centros de fabricación. La compañía cuenta con otras quince fábricas dedicadas a la producción de los principales componentes de las turbinas, una de ellas en Asteasu, que precisamente se ha librado del proceso de bajas voluntarias impulsado por la firma y al que se han adherido un total de 235 empleados en toda España. La compañía presentará el ERE de despido colectivo el próximo lunes. Y a partir de esa fecha los trabajadores irán saliendo de forma progresiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos