El sector aeronáutico vasco se alía para competir en un negocio multimillonario

El lehendakari atiende las explicaciones sobre una de las máquinas instaladas en el CFAA./TELEPRESS
El lehendakari atiende las explicaciones sobre una de las máquinas instaladas en el CFAA. / TELEPRESS

El lehendakari inauguró ayer en Zamudio el Centro de Fabricación Avanzada, en el que participan 49 empresas, con firmas guipuzcoanas en funciones clave

FERNANDO SEGURAZAMUDIO.

El mercado mundial de la aviación crece vertiginosamente, con una demanda prevista de 30.000 aviones de más de cien plazas en los próximos veinte años. Un negocio multimillonario al que Euskadi no está dispuesta a renunciar.

El sector aeronáutico vasco, consciente de que la partida se juega entre gigantes, se ha aliado para dotarse de músculo. Esta unión quedó reflejada ayer en la inauguración del Centro de Fabricación Avanzada Aeronáutica (CFAA), ubicado en el parque tecnológico de Zamudio. En esta instalación Gipuzkoa adquiere un papel protagonista, porque una parte sustancial de los equipos de última tecnología han sido suministrados por empresas de ese territorio.

El CFAA fue inaugurado ayer por el lehendakari Iñigo Urkullu, acompañado por la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, y la consejera de Educación, Cristina Uriarte. También estuvieron presentes el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria y la rectora de la UPV, Nekane Balluerka.

La iniciativa de dotar a Euskadi de un centro de este tipo surgió de un grupo de empresas, liderado por ITP y DanobatGroup. El Gobierno Vasco y la Diputación de Bizkaia se sumaron al proyecto, así como la UPV, esta última como entidad gestora. A día de hoy forman parte del centro 49 compañías del sector aeronáutico y de la máquina herramienta.

¿Cuál es la función del CFAA? Norberto López de Lacalle, director del centro y catedrático de Ingeniería Mecánica de la UPV, explicó a este periódico que la instalación permitirá realizar ensayos con piezas que se instalarán en los aviones. Los resultados serán transferibles a las empresas en un plazo corto de tiempo. El centro, por tanto, ahorrará a los proveedores de compañías como Airbus o Boeing el desarrollo de sus propias instalaciones de I+D+i. Hay que tener en cuenta que la competencia entre las aerolíneas es feroz, de ahí que el ahorro de costes en los aparatos, sin comprometer la seguridad, resulte trascendental. En consecuencia, la mejora constante en la geometría, resistencia y peso de las piezas es un requerimiento obligado para los proveedores.

Entre las líneas de trabajo que se desarrollarán en Zamudio se encuentran las de mecanizado, fresado, torneado, taladrado de aleaciones y componentes, así como fabricación aditiva, tanto por LMD (láser metal deposition) como SLM (selective láser metal). También se cuenta con las dos ramas de impresión en aleaciones metálicas y orientadas a la aplicación industrial.

La aportación guipuzcoana al CFAA ha sido clave, porque una parte sustancial de las máquinas que servirán para realizar los ensayos se han fabricado en ese territorio. Ibarmia, DanobatGroup y GMTK han aportado máquinas de gran tamaño. La primera ha instalado un centro multiproceso con cambiador de herramientas mediante robot. La segunda un torno que puede ser de interés para componentes que ahora se mecanizan en el extranjero. En cuanto a GMTK, está adaptando su plataforma de mecanizado de carcasas y utillajes a los nuevos procesos que se requerirán en los demostradores del Ultrafan de Rolls Royce y en los motores de los aviones que se fabricarán en 2025.

Entre la nómina de firmas guipuzcoanas presentes en el centro de Zamudio también figuran Sariki (metrología), Alfa Microfusión (fabricación aditiva), así como Fresmak y Lan Flat, ambas especializadas en dispositivos de sujeción.

9 millones de inversión

La inversión inicial que ha requerido el centro ha ascendido a nueve millones de euros, de los que cinco han sido aportados por el Gobierno Vasco y cuatro por la Diputación de Bizkaia. La inauguración oficial tuvo lugar ayer, pero la realización de proyectos se inició en enero, con un presupuesto de 1,2 millones de euros. El 65% ha sido cubierto mediante contratos ganados por las empresas y el resto deberá ser completado mediante nuevas adjudicaciones.

El lehendakari señaló que la puesta en marcha del centro «es una muestra del compromiso del Gobierno Vasco con la industrialización, la digitalización y la innovación, un compromiso que supone una aportación de 433 millones de inversión en 2018 y 1.750 millones en cuatro años».

A su vez, subrayó el impulso que supondrá para el sector aeronáutico vasco, una actividad que aporta el 6,1% del PIB industrial de Euskadi y 4.520 empleos directos. El año pasado la facturación ascendió a 2.250 millones de euros.

En el País Vasco se asientan compañías punteras, como ITP y Aernnova, así como las guipuzcoanas DMP, Khegal, Korta Group, DanobatGroup, Eyher, Bost Machi Tools, Alfa Precision Casting y Xubi Engranajes.

LOS DATOS

2.250
millones de euros facturó el año pasado el sector aeronáutico vasco, cuyas empresas dan empleo directo a 4520 personas.
1.600
mertros cuadrados de taller ocupa el CFAA y otros 500 de oficinas. La inversión ha ascendido a 9 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos