Salud, ciberseguridad y microprocesadores, nuevos nichos de negocio

La empresa guipuzcoana ha generado dos compañías de éxito, Createch Medical e ITS, ampliando el negocio del grupo hacia la ciberseguridad y la salud

F. S. SAN SEBASTIÁN.

El Grupo Egile (DMP, Zehatz y Tecexsa) facturó en 2016 un total de 27,3 millones de euros, cantidad que ascenderá a 31,5 el próximo año, con una plantilla de 204 personas. La joya de la corona es DMP, con unas ventas de 17,5 millones y 128 trabajadores. Zehatz facturó 5,5 millones y Tecexsa 4,3.

Egile se ha caracterizado por ser un semillero de empresas de éxito. Este es el caso de Createch Medical, con una facturación prevista en 2017 de 8 millones de euros y una plantilla de 52 personas. Especializada en ingeniería dental, dispone de una amplia gama de soluciones en estructuras para prótesis dentales y maxilofaciales, utilizando tecnologías de alta precisión. Se creó en 2006, fruto del trabajo conjunto entre Bistaeder Clínica Dental (Eibar) y Egile. En 2013 alcanzó un acuerdo global con la multinacional suiza Straumann, líder mundial en venta de implantes, que se hizo con el 30% de Createch Medical.

El presidente de Egile asume que «en algún momento» Straumann ejercerá el derecho a controlar una parte mayoritaria, pero no le quita el sueño. «Querían comprar el 100%, pero nos resistimos, concediéndoles el derecho de ejercer su derecho de compra al cabo de un tiempo. Nos convenía asociarnos con ellos por su carácter global. Suponía para nosotros un ahorro en tiempo y dinero, además de una garantía de supervivencia, porque evitábamos que nuestros competidores llegaran antes a los mercados internacionales a los que aspiramos».

Junkera asegura que la I+D de Createch seguirá en Mendaro cuando Straumann tome el control total de la compañía. «Nos han dicho que su intención es mantener aquí el desarrollo de los productos, porque les hemos demostrado que trabajamos mejor que los suizos o los alemanes. Además, quieren que sigamos teniendo presencia en la compañía. No la van a vaciar de contenido».

La solidez de Createch radica en que ofrece un producto «rompedor». Su tecnología digital evita que los pacientes se vean obligados a morder masillas o resinas para la elaboración posterior de los moldes de las prótesis dentales. La técnica de Createch se basa en escanear la boca y, una vez obtenida la 'foto' digital, trabajarla en el ordenador para fabricar la prótesis. La facturación está creciendo un 20% anual y ahora se está planteando entrar en Japón.

Una segunda compañía de éxito nacida en el seno de Egile es ITS, con una facturación de 5 millones de euros este año y una previsión de llegar a 7 millones en 2018. El refuerzo de la plantilla sigue un ritmo elevado: 26 empleados en 2016, 40 en 2017 y 45 en 2018.

ITS se dedica a la ciberseguridad. Junkera estima crecimientos del 20% anual, pero no oculta que existen «incertidumbres». «El potencial está ahí, pero tenemos que encontrar los comerciales adecuados. En Madrid, por ejemplo, no hemos acertado. Ahora lo estamos intentando en Cataluña y Galicia. Si damos con la gente indicada, el crecimiento se puede multiplicar». El presidente de Egile reconoce que los recientes ciberataques a escala mundial y que han puesto en evidencia los fallos de seguridad «son nuestra mejor publicidad».

Tratamiento del cáncer

En Egile no dejan de sopesar nuevos negocios. Alfonso Urzainki explica que, basándose en tecnologías desarrolladas para el CERN, la compañía ha iniciado un proyecto para el tratamiento de cánceres avanzados mediante protonterapia. «Esta es una línea de trabajo con potencial de futuro. Si finalmente entramos, exigirá fuertes inversiones».

Otro campo de trabajo es la fabricación de componentes para semiconductores. Urzainki señala que «cada vez los chips son más pequeños y para obtenerlos es necesaria maquinaria de máxima precisión, cuya función es instalar los circuitos dentro del chip».

Fotos

Vídeos