Los salarios vuelven a subir en Euskadi y lo hacen a su mayor ritmo desde 2013

Protesta de los trabajadores de hoteles en Gipuzkoa por el convenio./
Protesta de los trabajadores de hoteles en Gipuzkoa por el convenio.

Los costes salariales crecen en el tercer trimestre un 1,14% en relación al mismo periodo de 2016, por encima de los laborales

PILAR ARANGURENSAN SEBASTIÁN.

En pleno debate sobre la idoneidad de aumentar de forma significativa y general los salarios en España para poder recuperar el poder adquisitivo perdido durante la crisis, ayer la Encuesta de Costes Laborales que elabora el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio una pequeña sorpresa porque en Euskadi los salarios vuelven a crecer y de forma significativa por primera vez desde finales de 2013. Además, lo hacen por encima de la media estatal.

Esta es la foto finish de una estadística que señala que el coste salarial -comprende salario base, complementos, horas extras, pagos extraordinarios y pagos atrasados, medidos en términos brutos- por trabajador y mes se situó en el tercer trimestre de este año en 2.200,05 euros, lo que supone un aumento del 1,14% en relación al mismo periodo del año anterior. Un incremento significativo que adquiere aún más valor teniendo en cuenta que los sueldos -siempre, según este índice- habían iniciado una senda descendente a partir de 2013 y que tan solo en dos ocasiones, el primer trimestre de 2017 y el segundo de 2015 habían tenido un aumento de uno y tres euros, respectivamente, es decir, insignificante.

En cualquier caso, cabe recordar que a finales de 2013 el salario bruto ascendía en Euskadi a 2.409 euros, con lo que todavía la brecha que se ha abierto en estos cuatro años supera los 200 euros.

Los sueldos crecen en el País Vasco por encima del conjunto del Estado, donde suben un 0,3%

Los costes laborales se incrementan un 1,1% en Euskadi, hasta alcanzar los 2.951 euros

Eso sí, el aumento registrado en Euskadi es significativamente superior a la media estatal, que se queda en un 0,3%, hasta situarse en los 1.809 euros. El País Vasco es la octava comunidad que más crece, aunque lejos del 4,2% de incremento que registra Navarra. Con todo, la vasca sigue siendo la autonomía con los sueldos más elevados, seguida por Madrid (2.141), que en este caso ve reducirse sus salarios un 0,4%. Y es que en los últimos trimestres la comunidad que alberga la capital del Estado, la segunda en el ranking, había ido acortando distancias respecto de Euskadi. La comunidad foral copa la tercera posición, con 1.961 euros.

Un 2,79% en la industria

Los costes salariales crecen en todos los sectores productivos, pero lo hacen con más intensidad en la industria. Así, en Euskadi crecieron en este sector un 2,79% en el tercer trimestre respecto a un año antes. Los aumentos son bastante más moderados en la construcción, donde se tienen que conformar con un 0,59%, y en los servicios, donde se queda en un escuálido 0,29%.

Los otros costes por trabajador y mes crecen algo menos, un 1,1%, también por encima de la media estatal (0,7%). Así, esos costes, cuya parte fundamental corresponde a las cotizaciones sociales -el resto se refiere a indemnizaciones y prestaciones sociales-, alcanzan en el tercer trimestre los 751 euros. Este apartado registra una evolución similar a la de los salarios en el resto de comunidades autonómas. Así, bajan en Madrid un 0,6% y suben en Navarra un 2%.

La suma de los costes salariales y los otros costes es lo que se denomina costes laborales, esto es lo que le cuesta al empresario cada trabajador. Y en este caso, en Euskadi crecen un 1,1%, hasta alcanzar los 2.951 euros. Madrid le sigue a la zaga con el aliento en la nuca, ya que en dicha comunidad los costes laborales ascienden a 2.865 euros.

Menos por hora efectiva

Pese al aumento de los salarios en Euskadi, el coste salarial por hora efectiva desciende en el tercer trimestre un 1,7% en relación al mismo periodo del año anterior, hasta situarse en 19,96 euros. Una caída más profunda que en el conjunto del Estado, que registra un -0,5%, con lo que el sueldo por hora es de 14,83 euros. Ocurre lo mismo con el coste laboral por hora efectiva. En este caso el retroceso es del 1,8% en Euskadi y del 0,4% de media en todas las comunidades.

El descenso tanto del coste salarial como laboral por hora trabajada se debe al aumento del número de horas efectivas de trabajo.

En lo que respecta a las horas trabajadas, Euskadi ostenta la jornada pactada más reducida, con 149,4 horas mensuales, y también las horas efectivas, que se quedan en 110,3, ya que es la comunidad que tiene más horas no trabajadas -incluyen vacaciones y fiestas disfrutadas- respecto a las recogidas en convenio (39,7).

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos