El colegio vasco de economistas se muestra optimista con la evolución de la economía

El colegio vasco de economistas se muestra optimista con la evolución de la economía

La gran mayoría cree que el paro se reducirá en el próximo semestre, pero el 57% considera que esta reducción será pequeña

AGENCIAS

La mayoría de los economistas vascos considera que la I+D+i (investigación, desarrollo e innovación), seguida de los costes salariales y la formación son los factores que más afectan a la competitividad de la economía vasca.

Esta es una de las opiniones recogida en el último Ekonometro, el análisis que semestralmente elabora el Colegio Vasco de Economistas en colaboración con la Universidad del País Vasco y en el que han participado 587 economistas, un 12% de los colegiados.

Sus resultados, presentados en Bilbao por la profesora de la UPV/EHU Mercedes Vallejo y el coordinador del estudio Joseba Barandiaran, ponen de manifiesto que, en pleno debate sobre si los salarios deben subir, los economistas ven los costes salariales como el segundo factor que más afecta a la competitividad vasca.

Barandiaran no ha querido entrar en el debate sobre la conveniencia de una subida salarial, a pesar de que en la encuesta los economistas vascos han reconocido que la recuperación de la economía vasca no se refleja en su situación económica personal.

En cambio, el acceso a la financiación, que ocupaba en años anteriores los primeros puestos en la preocupación de los economistas, pasa a ocupar los últimos lugares, junto con el desempleo y el fraude.

En general, los economistas se muestran optimistas respecto a la evolución de la economía en Euskadi, pero algo menos que en informes anteriores, y más del 50% cree que la situación económica va a mejorar.

Además, la gran mayoría cree que el paro se reducirá en el próximo semestre, pero el 57% considera que esta reducción será pequeña.

En esta ocasión también se ha preguntado a los economistas por la situación política de Cataluña: la mayoría considera que tendrá un impacto político negativo en Euskadi, pero no ven consecuencias relevantes en los aspectos comercial y financiero.

Barandiaran ha opinado sobre esta falta de preocupación comercial y financiera que habrá algunas empresas que sí pueden verse afectadas, por ejemplo, "si venden corchos para empresas de cava, o desde el punto de vista financiero si sube la prima de riesgo, porque sube para todos, pero también hay inversiones que se pueden desviar a Euskadi".

Conciliación

Por último, el informe ha planteado dos cuestiones que atañen específicamente a los economistas: la primera, sobre las desigualdades en la profesión entre hombres y mujeres. La mayoría no perciben en su profesión excesivas situaciones de desigualdad por cuestión de género, y sitúan el mayor problema en la conciliación laboral y personal, más que en los salarios.

Una dato relevante es que, según la encuesta, los hombres encuestados perciben en menor medida las situaciones de desigualdad que las mujeres.

La segunda cuestión que aparece en el informe es que, de nuevo, el Colegio Vasco de Economistas ha abogado por incorporar la educación financiera a las bases del sistema de enseñanza -actualmente ya se dan un par de asignaturas en bachillerato-.

Los economistas consideran que se deberían impartir enseñanzas sobre cuestiones como los impuestos, facturas, nóminas, tipos de interés o préstamos e hipotecas. Según ha explicado Barandiaran, se lo plantearon a la Lehendakaritza y fueron escuchados con interés porque "hay un cierto reconocimiento de que es una necesidad".

Temas

Upv

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos